20
Feb
10

De despidos y de ERE´s.


Actualmente, abundan en la prensa los famosos expedientes de regulación de empleo (ERE). Quizá algunos os preguntéis qué son y cómo funcionan. Esta reseña está dedicada a explicar los diferentes tipos de despido.

Según el Estatuto de los Trabajadores, hay diferentes formas para extinguir un contrato de trabajo, y también hay distintas formas de calificar un despido. Los despidos pueden ser de tres tipos:

  • Despido disciplinario. (art.54 ET). Son situaciones en las que se incumplen las obligaciones esenciales del contrato de trabajo. Por ejemplo, falta continuada de asistencia al trabajo, indisciplina, ofensas verbales o físicas al empresario o a los compañeros… etc.
  • Despido por causas objetivas: (art. 52 ET). Se puede extinguir el contrato por causas como la ineptitud del trabajador o su falta de aceptación a determinadas modificaciones técnicas producidas en el puesto de trabajo. También por causas económicas (es decir, por problemas en la empresa, como las consecuencias de una crisis).
  • Despido colectivo (art. 51 ET). Se trata de los mismos motivos que en el despido por causas objetivas, es decir por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. La diferencia con el anterior tipo es el número de trabajadores al que se despide. La Ley establece unos baremos (en empresas de 300 o más trabajadores, despedir a 30).

Fotografía de pymesyautonomos.com

En el caso del despido colectivo, se inicia un procedimiento específico que incluye la reunión y debate con los representantes de los trabajadores y la autorización de la Administración, que comprobará, de un lado, si existen las “causas económicas” al que se acoge la empresa, y de otro, el posterior acuerdo al que llegan la empresa y los trabajadores (que versará sobre la cantidad de las indemnizaciones, los criterios de despido… etc.). Este es el famoso ERE.

Los despidos se pueden calificar, asimismo como:

  • Procedente. Las causas del despido están justificadas (bien existe un verdadero motivo disciplinario, o una verdadera causa económica que lo justifique). El trabajador tiene derecho a la indemnización anteriomente citada.
  • Improcedente. Los motivos no se dan. El empresario le dará al trabajador la posibilidad de optar por readmitirle o compensarle económicamente.
  • Nulo. El motivo por el que se despide es discriminatorio (enfermedad, embarazo, color de piel o cualquier otro que vulnere la Constitución). En este caso el empresario tiene la obligación de readmitir.

Se puede dar el caso en que el empresario despida a alguien por “motivos disciplinarios con declaración de improcedencia”. En este caso, el propio empresario admite que no tiene motivos para despedir al trabajador pero lo “compensa” abonándole una indemnización mayor (para que al trabajador no le compense ir a juicio).

En cualquier caso, siempre se podrá acudir ante los Tribunales de Lo Social. En esta materia los Tribunales se pronuncian rápidamente, debido al motivo que se trata es necesario una rapidez sobre el asunto. Además, apenas hay requisitos formales, con lo que es muy fácil presentar una demanda (tan sólo hay que demostrar el contrato de trabajo, el despido y rellenar un formulario).

Así que ya lo sabéis: si llegado el caso, os despiden por causas improcedentes, inciad un procedimiento judicial. En el caso del Derecho del Trabajo, los Tribunales suelen dar la razón al trabajador (la parte débil del asunto).

Esto es todo por hoy.

Namaste.

Anuncios

3 Responses to “De despidos y de ERE´s.”


  1. 1 JL
    20/02/2010 en 15:51

    Precisamente ayer estuve discutiendo con LuisMi sobre los derechos de los trabajadores, las indemnizaciones…

    Tengo una duda… ¿También se presenta un ERE si te cambian las condiciones laborales? Me refiero a casos como la reducción de la jornada laboral… Creo que sí, pero no estoy seguro. Tampoco tengo claro si, en condiciones normales, el proceso lo empieza la empresa o el trabajador.

    PD: Me ha gustado el artículo pero..¿Estás pensando en despedir a alguien?..xD

  2. 2 Christian
    20/02/2010 en 16:53

    Yo recibí esta lección en una clase presencial días antes de la publicación de este post impartida por la mismísima Hierbaroja 😉

  3. 3 lahierbaroja
    22/02/2010 en 19:43

    JL: en un ERE se pueden pactar tanto reducciones de jornada como suspensiones de contratos, para eso se reunen los trabajadores con la empresa.
    Otro caso es que hagan una novación contractual, es decir, una modificación de las condiciones de trabajo. En cualquier caso, una reducción de jornada ha de ser siempre voluntaria (por maternidad es el caso típico) y no impuesto por el trabajador.

    Espero que te haya resuelto la duda.

    Christian: cierto, parece que tienes la primicia y todo. 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 647 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: