Archivos para 29 abril 2010

29
Abr
10

En el camino, Jack Kerouac

Esta es la historia de un joven que comienza una peregrinación en busca de fiesta y diversión. Sal Paradise abandona su vida para iniciar un viaje que le llevará a atravesar Estados Unidos (que no América, leñe) de Este a Oeste.

Paradise conocerá a lo largo de su viaje a mucha gente, y entre ellos destaca Dean Moriarty, un vividor que se dedica a robar coches, drogarse y dejar esparcir por todo el país. Los dos juntos pasan el rato haciendo autostop y tratando de conseguir dinero para proseguir su viaje. Vamos, que van dando tumbos durante las cuatrocientas páginas que ocupa la novela.

La narración de Kerouac es sencillamente eso: una relación de las idas y venidas de los protagonistas, a lo largo de la varias rutas y en distintos lugares. Os dejo una muestra de un pasaje que me ha hecho gracia:

Me recogió un tipo siniestro y delgado que creía en el ayuno controlado para mejorar la salud. Cuando ya en marcha hacia el Este le dije que me estaba muriendo de hambre, me respondió:

-Estupendo, estupendo, no hay nada mejor. Yo llevo tres días sin comer. Y viviré ciento cincuenta años.

Era un montón de huesos, un muñeco roto, un palo escuálido, un maníaco. Podría haberme recogido un hombre gordo y rico que me propusiera

– Vamos a pararnos en este restaurante y comer unas chuletas de cerdo con guarnición.

Pero no. Aquella mañana tenía que cogerme un maníaco que creía que el ayuno controlado mejoraba la salud.

Sinceramente, esperaba mucho más de este libro: algo de trama, más profundidad en los personajes. No sé. ALGO. Porque lo que realmente me he encontrado ha sido un libro aburrido, en el que no pasa nada (ni reflexiones ni acción), con personajes drogados que no dicen nada coherente ni ahcen nada aparte de drogarse.

En fin, que me ha aburrido soberanamente. Tanto que me planteé abandonarlo a la mitad. Al final seguí leyendo, eso sí, en diagonal y con ganas de terminarlo.

En conclusión, que no os lo recomiendo. Desde mi punto de vista, ni siquiera entretiene. Es una pesadez.

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • El Jarama, de Rafael Sánchez Ferlosio.
Pros
  • Algo tiene que tener, en serio… antes o después se me ocurrirá algo… (creo).
Contras
  • Ausencia de trama.
  • Personajes planos y simples.
Referencias de Lost
  • En el episodio 9 de la cuarta temporada, Ben se registra en un hotel con el nombre de Dean Moriarty.
  • Kerouac tiene una novela llamada Los vagabundos del Dharma.

23
Abr
10

¡Feliz Día del Libro!

Hoy es un día especial para todos aquéllos que nos consideramos amantes de los libros. Es un día en el que disfrutar (más si cabe) de la lectura, un día perfecto para adquirir un libro nuevo o para acercase a una biblioteca.

Como es el primer día del libro que celebro con blog, he seleccionado varias citas de libros que he leído que tienen como tema principal la literatura. Aquí os las dejo.

¿Qué distracción hay más noble, qué compañía más distraída, que contemplación más deliciosa que la de la literatura?

EstanteríaLa elegancia del erizo, Muriel Barbery.

No era de los hombres que consideraban el leer como un sucedáneo de vivir; él leía porque no podía vivir.

El árbol de la ciencia, Pío Baroja.

Fue descubriendo el placer de la lectura, el acto íntimo y silencioso de desflorar un libro.

El hereje, Miguel Delibes.

Hay tres clases de libros: los que no has leído ni hace falta que los leas; los que empezaste a leer una vez por equivocación y no tuviste el valor de abandonar en la página merecida y los que lees y relees como quien visita a un amigo o a la amada. En algún lugar de este triángulo ideal habría que situar las excepciones: los que no has leído, pero alguien de quien te fías te recomienda que lo leas. Estos últimos, como los amigos y las amadas suelen ser fuente de consuelos y también de decepciones.

Días de Reyes Magos, Emilio Pascual.

Los libros son puertas que te llevan a la calle. Con ellos aprendes, te educas, viajas, sueñas, imaginas, vives otras vidas y multiplicas la tuya. A ver quién da más por menos. Y también sirven para tener a raya muchas cosas malas: fantasmas, soledades y mierdas así.

(…)

Comprobó, que lo que no era más que un objeto inerte de tinta y papel, cobrabra vida cuando alguien pasaba sus páginas y recorría sus líneas, proyectando allí su existencia, sus aficiones, sus gustos, sus virtudes o sus vicios. Y ahora tenía la certeza de algo vislumbrado al principio (…): que no hay dos libros iguales porque nunca hubo dos lectores iguales. Y que cada libro leído es, como cada ser humano, un libro singular, una historia única y un mundo aparte.

La Reina del Sur, Arturo Pérez Reverte.

Sorprende, en cambio que de pronto un lector desconocido que nunca ha creado nada (…) sea capaz de advertir la presencia del creador. Se inclina uno a pensar que en esos seres existe latentemente el genio creador que por un motivo u otro no han podido o no han sabido convertir en acto; seres que, en todo caso, se entregan con candidez y entusiasmo a la magia y la fascinación del poeta: esa candidez y ese entusiasmo sin los cuales no es posible ni la creación de la obra de arte ni su recreación en el lector o espectador. Es por ellos y para ellos que el artista trabaja y sufre, los seres a quienes de verdad va destinado ese mensaje críptico, ese mensaje que les llevará una luz portentosa y extraña y que les permitirá examinar sus propios abismos, una luz que a la vez les llevará consuelo y desasosiego, certeza y vacilación, enfrentamiento a su propio drama y a la infinita liberación de no saberse solo. En virtud de esa maravillosa confraternidad es que el arte existe. Porque de otro modo los artistas se callarían para siempre o morirían. Simplemente morirían.

El escritor y sus fantasmas, Ernesto Sábato.

¡Oh! Es absurdo tener una regla rigurosa e invariable sobre lo que debe y no debe leerse. Más de la mitad de la cultura moderna depende de lo que no debería leerse.

La importancia de llamarse Ernesto, Oscar Wilde.

¡FELIZ DÍA DEL LIBRO!

Namaste.

20
Abr
10

Arturo Pérez-Reverte

Desde hacía mucho tiempo pensé que le debía una entrada a este escritor que tan buenos momentos me ha dado. Por fin me he puesto.

Fotografía del autorA Pérez Reverte le conocí (literariamente hablando, claro) con El capitán Alatriste, en 2001. Era la primera novela de una saga que junta acción, intriga y novela histórica. En concreto, tengo un recuerdo muy vívido de la lectura de este volumen. Recuerdo que tenía un examen de literatura al día siguiente de empezarlo, pero cada vez que leía un párrafo de mi libro de texto lo tenía que repetir mil veces, porque el libro me llamaba desde el otro lado de la mesa. Al final él ganó la partida, y hasta que no lo terminé, no me puse a estudiar. Desde entonces me cuido muy mucho de leer un libro que sepa que a priori me va a enganchar en época de exámenes. (Es curioso cómo puedo recordar un detalle así cuando a veces no sé ni lo que he comido, ¿no?)

En 2002 me centré de pleno en las novelas de este autor. Fueron tres los libros que leí dicho año:

  • El maestro de esgrima: es una novela ambientada en el Madrid decimonónico donde la intriga y la política están cogidas de la mano. Me pareció el más pesado de todos sus libros, por el tipo de argumento (y porque no me gusta la esgrima, todo sea dicho). Después vi la película, y también es algo lenta.

  • La piel del tambor: se centra en un hacker que vulnera la seguridad del Vaticano, y desde ahí se desarrolla una historia en la que el protagonista ha de investigar a personajes y personajillos diversos.

  • El club Dumas: trata sobre el paradero de varios libros únicos en el mundo. Es una de las novelas que más me gustan del autor, porque engancha y entretiene. Pero sin embargo, le encuentro una pega: el final. Vale que es complicado cerrar una historia como ésta, pero lo que no se puede pretender es dedicarle 400 páginas a la trama y 20 al final.

Un año después, leí La tabla de Flandes, Pérez Reverte junta el ajedrez, el arte y la historia para componer otra novela a medias entre la novela histórica y la de aventuras que tan atractiva resulta para el lector.

Posteriormente, me sorprendió gratamente La reina del Sur. Es una novela basada en hechos reales que tiene como tema principal el narcotráfico. La protagonista es una mujer que, obligada por las circunstancias, toma el control de una facción de narcotraficantes. Se nota que la novela está más trabajada, porque las páginas se leen enseguida. La única dificultad que vi fue la inclusión de términos mexicanos (pero vamos, que con un diccionario decente se resuelve el tema).

En 2005, regresé a la lectura de Pérez-Reverte con Cabo Trafalgar, una novela que no me ha gustado demasiado. La trama se hace algo pesada y abundan los términos marítimos.

Desde entonces he seguido leyendo las novelas pertenenecientes a la saga de Alatriste. Es ahora cuando tengo ganas de hincarle el diente a su última novela, El asedio. (¿Hay alguien que la haya leído y que nos pueda contar si le ha gustado?)

En conclusión, que Pérez Reverte ha sabido aportar algo diferente al panorama literario basándose en sus grandes ambientaciones históricas (ahora casi todo es novela histórica, pero cuando empezó no era tan frecuente, seguramente estemos hablando del precursor de este tipo de novela) con situaciones intrépidas, intrigantes y entretenidas. Además, su estilo ha ido mejorando con el paso de los años, y es una delicia leer a alguien que sabe tanto.

Especial cariño le guardo a las aventuras del Capitán Alatriste, porque el autor sabe embrujar al lector introduciéndolo en la época (las calles, la ropa, incluso los olores), y no sólo por eso, sino porque me encanta leer cómo Quevedo se queja de Góngora, y cómo el Rey vive del cuento. Ay.

Por último, os dejo un vídeo que vi en el blog de R. y que habré visto una docena de veces después (quizá algunos de vosotros estéis atormentados por la cantidad de veces que lo menciono)

¿Y a vosotros qué os parece Pérez-Reverte? ¿Qué habéis leído de él?

Namaste.

17
Abr
10

Planes para días primaverales

Mientras esperaba la llegada del Metro, el Canal Metro emitía unas cuantas novedades sobre exposiciones temporales.

Aquí os dejo un par que he visitado recientemente:

Una de ellas era la exposición que tiene el Museo del Prado sobre armería y el retrato de Corte llamado “El arte del poder”.

La exposición nos muestra juntos de un lado, los retratos del Museo del Prado, y de otro, las armas que se representan en ellos. De esta forma, la exposición comienza con el cuadro Marte de Velázquez y con Vulcano forjando los rayos de Júpiter, de Rubens, para después ir adentrándose en las celadas, rodelas y demás de Carlos V. A partir de aquí vemos el paralelismo entre las armas (el famoso cuadro de Carlos V a caballo de Tiziano, con su armadura al lado). Posteriormente vemos el cambio de estilo en el diseño y forma de las armas tanto en la época de Felipe II como con Felipe III.

Celada de Carlos V y el Monarca en armadura

Es muy interesante comprobar cómo los pintores retrataban a los monarcas con las armas (en algún caso incluso sin haberlas visto) y además, al tener el arma al lado, se pueden apreciar los colores y las formas que pueden pasar desapercibidos en el cuadro.

Sinceramente, pensé que no me iba a gustar demasiado la exposición, pero está tan bien explicada, colocada y ordenada, además de tener tantas cosas interesantes (como la pistola de Carlos V o la espada de los Reyes Católicos) que salí encantada.

Os recomiendo encarecidamente a verla. Os recuerdo que está hasta el día 23 de Mayo.

El precio de la entrada general es de 9 euros, pero hay una entrada reducida de 4,5 € para estudiantes menores de 25 no miembros de la UE y miembros de familia numerosa. En el caso de que seáis estudiantes y además menores de 25 europeos, la exposición os saldrá gratis.

Más información aquí.

Ayer mismo acudí a una exposición que nada tiene que ver con la anterior. Es una exposición temporal situada en el Cosmocaixa de Alcobendas y que versa sobre dinosaurios.

En la exposición se nos muestran diversos tipos de dinosaurios y sus correspondientes vídeos explicativos sobre cómo se moverían. A los que tenían dudas: ¡NO son réplicas!

Como vale más una imagen que mil palabras, os pongo un vídeo que he encontrado:

(Edición: como bien dice JL en su comentario, por ser de la UAM, la exposición te sale gratis. El precio general es de 3 euros y 2 euros la entrada reducida (familia numerosa, menores de 25 años))

Namaste.

15
Abr
10

De todo lo visible y lo invisible, Lucía Etxebarria.

Este libro lo comencé a leer por necesidad. Necesitaba un libro pequeño y manejable que pudiera llevar en el bolso (en aquél momento estaba leyendo Millenium I y no quería destrozarme el hombro, lo cual es normal). Estuve mirando en una de las bibliotecas que frecuento y cogí éste.

Tal y como ha comentado Vero en el post de R. sobre prejuicios, yo también tenía uno sobre esta mujer: no sabía porqué pero bien no me caía (¿quizá vi alguna entrevista?). Pero bueno, pensé que también hay que probar, y este seguro argumento ganó la partida.

Portada del libro

Portada del libro

El libro se puede distinguir en tres partes: de un lado la introductoria, donde se presentan los personajes y la acción. La novela comienza con un intento de suicidio de la protagonista, y por medios de flashbacks conocemos quién es.

En la segunda parte se desarrolla la trama, conocemos al otro personaje protagonista, Juan, y a partir de ahí se inicia una relación entre ambos personajes.

En la tercera parte el libro (por fin) acaba.

Como os podéis imaginar, es una historia de amor. Los protagonistas son dos: Ruth, una histérica directora de películas malas (esa es la impresión que se le queda a uno) amiga de la exageración, la desesperación y demás. Del otro lado está Juan, un poetrastro en busca de fama, con aires de superioridad y totalmente inaguantable.

Las dos primeras partes están bien. Te entretienen, puedes leer cien páginas sin darte cuenta y no tienes que pensar nada porque la autora te lo da todo mascado.

Lo último me parece un alarde de psicología barata, palabrería y libros de autoayuda. Muchas de sus páginas las he leído en diagonal. Total, quería acabarlo y punto.

No creáis que no me ha gustado… hay alguna parte que está bien, y que deja fragmentos como el siguiente:

Al principio Ruth estuvo casi tentada de despreciar a Pedro por conformarse con una solución tan fácil, una solución que aparentemente implicaba tan pocos retos, la opción cómoda de elegir por pareja a alguien que no represente un desafío en ningún sentido, a alguien aparentemente tan inferior que a nadie se le pasaría por las mientes que fuera a abandonar un chollo como el que le había caído en suerte, pero después tuvo que admitir que era mucho más difícil elegir a alguien que implicaba una pareja estable, un compromiso firme, unos sentimientos aceptados, alguien al que se entregaba, alguien que resultaría sumamente herido si se le abandonaba, alguien de quien había que hacerse responsable, que optar por la solución contraria: enamorarse de alguien aparentemente superior que no ofrecería nunca posibilidades de cimentar una relación seria.

Sin embargo, hasta las partes “salvables” de la novela incluyen comparaciones o párrafos de dos tipos: uno, el de demostrar lo mucho que sabe la autora, lo bien que conoce no sé qué y no sé cuantos, y de otro frases baratas que parecen sacadas de un comercial de esos que emiten a las cinco de la mañana:

En cuanto a Juan, comparaba la situación con las rebajas o las liquidaciones de una tienda: uno acudía con toda clase de expectativas sólo para descubrir que lo que quedaba en el local no era más que saldos, mercancía defectuosa, prendas con taras.

Éste es uno, pero hay montones. Me quedo con las ganas de mostraros uno sobre el mistol, que era todavía peor.

Después, terminando el libro, me encontré con un párrafo que me sonaba haberlo leído en otro sitio (y no en una novela suya, porque es la primera que leo de ella):

Pregunta irremediable que antes o después tendría que acabar llegando. Pregunta irremediable formulada en un restaurante. Pregunta irremediable que podría haberse perdido entre las conversaciones cruzadas, el estrépito de platos y cubiertos, la bulliciosa algarabía de local.

(Posteriormente me enteré de que había sido acusada de plagio en varias ocasiones).

Luego hay otra cosa que me mosqueó. Al principio la mujer describe a cada personaje. Pero después, sorprentemente nos “recuerda” como son… ¿A santo de qué viene que tras trescientas páginas te diga algo así como: porque Ruth era pelirroja? Eso ya lo sabemos desde la quinta página… ¿cree que tenemos tan pocas neuronas que nos tiene que repetir cada dos por tres cómo es cada uno? Será una tontería, pero fue un detalle que me cabreó mucho. Es como si al final de un libro sobre Sherlock Holmes dijeras que es detective. En fin, que no me quiero cabrear (más).

Así que nada, no os lo recomiendo. La autora quiere demostrar lo feminista que es, lo “progre” (en el sentido más despectivo de la palabra) y lo mucho que sabe de todo (no como nosotros, simples mortales que jamás ganaremos un Planeta, ni un Nadal, ni una sentencia condenatoria sobre plagio).

Lo bueno es que me ratifico en el prejuicio: me cae mal y ahora sé que no me gusta cómo escribe.

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • Te llamaré Viernes, de Almudena Grandes.
  • Blanca vuela mañana, de Dulce Chacón.
Pros
  • La edición de Booket es manejable y resistente.
  • Alguna parte de la novela se salva de la quema porque entretiene.
Contras
  • Los personajes son insufribles.
  • La autora tiene ínfulas de superioridad y lo hace saber.

Namaste.

12
Abr
10

Firmin, de Sam Savage

Este libro lo conocí porque Ale lo menciona en su cabecera del blog. Pensé que tenía que ser un buen libro para llegar a los extremos de dedicarle el título del blog. Posteriormente leí las reseñas que le dedicaron Isi y Elwen (y la de Ale, claro) y me quedé con ganas de leerlo.

 

Pues bien, en la última incursión a la biblioteca, me tomé con La nieta del señor Linh (de la cual ya os hablé) y de este libro, y no perdí la oportunidad de llevármelos conmigo (a pesar de que la lista de libros que quiero leer a corto plazo se viera modificada).

 

Como muchos han comentado ya, es un libro dedicado a los amantes de la literatura. A nosotros, los que sacamos cualquier rato de la manga para leer, los que salimos de la biblioteca con una sonrisa en la boca, los que comentamos y volvemos a comentar, y recomendamos y apuntamos montones de libros para leer a continuación.

 

El personaje protagonista es Firmin, una rata de biblioteca en el sentido más literal de la palabra.

 

Firmin vive en una biblioteca, y como tal, comienza a roer libros. Después se da cuenta de que prefiere leerlos, y comienza así una vida en la que se ve enfrascado en una novela detrás de otra, hasta que se da cuenta que cada libro tiene un sabor. Me ha gustado especialmente el siguiente párrafo:

 

Una pila de gránulos cilíndricos, color verde fluorescente. Olían bien, de modo que probé un poquito. Eran una rara delicia, sabían a una mezcla de queso Velveeta, asfalto caliente y Proust.

 

Estoy totalmente de acuerdo con Firmin. Se puede distinguir una obra de un autor de otra leyendo solamente un párrafo, como podemos claramente diferenciar carne de pescado.

 

El problema de ser una rata lectora es que estás condenado a la soledad. No sólo eso, lo peor es darte cuenta de que preferirías ser uno de los personajes de los que lees, que su vida es más interesante y más divertida que la tuya (¿y quién no ha pensado eso en alguna ocasión?). Lo peor es que eso le sucede a Firmin.

 

Cuando alguien está desesperado y te cuenta lo frío y despiadado que es el mundo y el sacrificio que implica seguir adelante con la vida, sabiendo que no tiene sentido, y te dice lo solo que se encuentra, y resulta que tú estás de acuerdo con él en todo, el caso es que la posición en que quedas no es muy airosa.

 

Lo demás, lo tendréis que leer vosotros. Es un libro entretenido y muy recomendable.

 

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • Sobre héroes y tumbas, de Ernesto Sábato.
Pros
  • Las continuas referencias literarias.
Contras
  • La melancolía del final del libro.

 

Namaste.

04
Abr
10

Breve historia de la Revolución Rusa, de Iñigo Bolinaga.

Como quizá algunos ya sepáis porque lleva puesto unos días a la derecha del blog, desde hace poco colaboro con el blog Libros y Literatura.

Pues bien, ya está publicada la primera reseña de nuestra colaboración. La podéis visualizar pinchando aquí.

Espero que os guste.

Namaste.




Estoy leyendo…

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 597 seguidores

Página de Facebook

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos