16
Jun
10

Sobre novelas históricas y biografías del siglo XV.


Hace poco en una conversación acabé hablando de narrativa histórica, sus ambientaciones y el boom que ha experimentado en estos últimos años, así que pensé que sería un buen tema para una reseña.

Lo primero que tengo que decir es que la novela histórica no me acaba de convencer. No es que no me guste (suelen ser novelas entretenidas y bien ambientadas) sino que los libros que he leído no me dejaron un buen sabor de boca, además de que hay una cosa que me echa para atrás: a veces no sé distinguir lo que es real de lo que es inventado.

Así que un día en una de las bibliotecas que frecuento, me di cuenta de que impulsadas por las novelas históricas, habían florecido otro grupo de novelas que se basaban completamente en la realidad, sin inventar datos ni tomarse licencias por parte del autor. Para mí, están a caballo entre las biografías (ya que a veces incluyen otras cuestiones no relacionadas con el personaje principal) y las novelas, por el contenido de la trama.

(INCISO: digo “para mí”, porque, sinceramente, no sé si estas novelas se encuadran en “biografías” o en otro tipo que desconozco. Si alguien lo sabe, estaré encantada de que me quitéis la duda.)

Por mera curiosidad, tomé prestado varios libros que tenían en común la época en la que vivieron sus personajes: los siglos XV-XVI.

El primero que leí fue Lucrecia Borgia, de Sarah Bradford. Es la historia de la hija del Papa Alejandro VI, con muchas conjuras y conspiraciones sobre todo al comienzo, siendo más pausado al final. Se trata de una novela muy interesante y formativa, que nos enseña la Italia de la época como un tira y afloja entre familias rivales para conseguir más poder. Total, que cuando terminas de leer el libro y decides ir a ver la película Los Borgia, te dan ganas de escupirle al imbécil que seleccionó a Sergio Peris Mencheta para el papel de César Borgia.

Después de aquél me decanté por un personaje conocido en mi zona (la Princesa de Éboli, duquesa de Pastrana), en concreto por El bello ojo de la tuerta, de César Leante, que nos acerca a la época de Felipe II con una historia de traiciones que tuvo en jaque a la Corte del Rey durante una temporada. Antonio Pérez, superministro del Rey, se convirtió el personaje protagonista de una serie de sucesos, en los que se incluyen envenenamientos, traiciones y secretos, que le llevó a refugiarse en Aragón para evitar la condena a muerte. Es una novela un poco áspera, más difícil de leer y menos entretenida que las dos que aquí menciono. En cualquier caso, fue una lectura constructiva que me permitió profundizar sobre el tema.

Y ya cambiando por completo de personaje, me dispuse a leer Catalina de Médicis, de Leonie Frieda es una fantástica biografía sobre la que fuera reina de Francia, pero además abarca la situación en cuanto a política internacional de la época en que vivió aquélla. Esto me pareció especialmente interesante ya que, a pesar de conocer la historia de España, nunca he conocido qué pasaba en los demás países mientras que aquí reinaba Felipe II. Pues con este libro conocemos cómo fue la suegra de Felipe II, sus problemas con sus hijos, las conspiraciones de la corte francesa, el tema de los hugonotes… Además de estar muy bien documentada, acompaña un montón de mapas, árboles genealógicos y demás complementos que permiten al lector seguir a la trama y a los personajes en todo momento. Altamente recomendable.

Y vosotros, ¿habéis leído algún libro de este tipo? ¿Os gusta la novela histórica?

Así que esto es todo por hoy.

Namaste.

Anuncios

15 Responses to “Sobre novelas históricas y biografías del siglo XV.”


  1. 16/06/2010 en 16:34

    Estoy de acuerdo contigo en que las pseudonovelas históricas que están tan de moda ahora inducen más al error que otra cosa, y a veces meten barbaridades gordísimas, pero otras, te cuelan datos que pueden pasar perfectamente por ciertos sin serlo. A mí no me gustan nada, la verdad, ni siquiera llegan a entretenerme.

    Las novelas históricas puras de las que hablas son geniales, por lo menos para gente como yo, que ando bastante pez en historia, pues me ayuda a conocer cosas que de otra manera no retendría en la memoria. El problema que tienen para mí es que me resultan muy áridas de leer, y por eso me lo pienso mucho a la hora de lanzarme a una de ellas.

    De momento mi novela favorita de éste género ha sido Maria Antonieta de Stefan Zweig, que es además entretenidísima. Tengo también rondando por casa La Roma de los Borgia de Apollinaire, aunque aún no me he decidido a hincarle el diente.

    Un saludo 🙂

  2. 16/06/2010 en 21:41

    A mí sin embargo sí que me gustan las novelas pseudohistóricas. Es cierto que no son muy fiables y que te pueden colar datos que no son ciertos, pero también ocurren con los que nos venden como historia pura y dura. De hecho he leído hace poco una novela, “De parte de la princesa muerta”, que la autora pretende pasar por real y al final, en el epílogo, confiesa que se ayudó mucho de su imaginación y su intución para completar todos los datos que desconocía. Esto también es un fraude y, para mí, mayor aún pues nos lo venden como historia real.
    La historia novelada (queda más suave que pseudohistoria) son fáciles de leer y siempre se aprende algo de historia que de otra manera desconoceríamos. Un libro que se ciñe a la historia sin desviarse un ápice puede ser un poco denso y, si no eres una gran fan de la historia, no apetece mucho su lectura. Recuerdo que cuando leí la saga del “Los hijos de la tierra” de J.M. Auel, la famosa historia del “Clan de Oso Cavernario”, mi hermano que es licenciado en historia, y además eligió la especialidad de Prehistoria y Arqueología, me dijo que era tan fantástica e irreal como si fuera de ciencia ficción, y puede ser que para él fuera cierto, pero yo aprendí bastante de nuestros antepasados (intentado separar un poco el polvo de la paja, claro).
    También he leído una colección de biografías de reinas que publicó el Círculo de Lectores y me gustaron mucho. De Lucrecia Borgia, por ejemplo, supongo que hay datos suficientes para que fuera bastante fiel a la realidad, pero de Leonor de Aquitania no hay tantos datos, pero aún así aprendí lo suficiente para saber quién era, en qué época situarla, en qué región y los acontecimientos más importantes de la época. No importa quienes fueron sus amores, ciertos o no, y las aventuras que vivió, ciertas o no, pero sin embargo hacen más amena su biografía y puedo leerla con gusto. Te puedo asegurar que si hubiera tenido que “estudiar” los detalles reales de su vida, jamás lo hubiera hecho y no la conocería de nada.
    En novelas históricas y en historias noveladas, hay de todo, bueno y malo y para todos los gustos.
    Un saludo.

  3. 16/06/2010 en 22:42

    Apenas he leído nada de este género, la verdad es que no me interesa mucho, por ahora lo estoy esquivando bastante bien. Si quiero informarme acerca de algo me voy a un libro de historia y punto. A pesar de todo, hay dos títulos a los que quizá algún día me asome, dos títulos básicos que son las “Memorias de Adriano” de Marguerite Yourcenar y “La muerte de Virgilio” de Hermann Broch.

  4. 4 Domingo José
    17/06/2010 en 12:03

    Bien se puede ver en cualquier librería el género de la novela histórica (más fantasiosa o menos, a fin de cuentas es lo mismo) ha tenido una gran aceptación durante bastantes años diría yo. Ha aguantado más como género de moda entre los lectores. ¿Por qué? Entre los autores… ¿acaso no será por la oportunidad de elegir entre las infinitas historias de la historia?¿Quizás por la presunta facilidad que existe hoy en día para documentarse sobre una época o acontecimiento? Entre los lectores… ¿Por el aliciente de poder enmarcar el discurso de la novela en un ambiente que realmente existió? Quizás sea por otros motivos.

    El autor latino Suetonio escribió en su momento “La vida de los Doce Césares”, una obra biográfica que abarcaba desde Julio César hasta Domiciano. Para cada uno de los Césares aportó bastante información. El problema era que no contrastaba sus fuentes, añadiendo datos únicamente por su interés y no por su veracidad. A raíz de esta obra el afán del Renacimiento por el conocimiento de la Historia Antigua se creó una visión entre los Buenos y los Malos emperadores, una idea que ha perdurado durante bastante tiempo (incluso hoy día) y, sin embargo, muestran una realidad bastante distinta de la que fue.

    ¿A qué viene este discursillo con aires de prepotencia cultural? Pues para decir que no estoy en contra de que se publiquen las novelas históricas y demás, pero obviamente siempre hay que tener en mente que son NOVELAS, nunca obras de investigación (ni científicas ni divulgativas). Si alguien quiere aprender historia, existen innumerables obras publicadas, más generalistas o más específicas, más divulgativas o más científicas; pero no se tomen una novela histórica como Historia, que hacen mucho daño… Como novela, seguro que las hay interesantísimas. Yo soy el primero que disfrutó como un enano con “Cabo Trafalgar”, de Pérez-Reverte.

    Espero no haber aburrido a nadie con mi disertación (aunque es muy probable). Y @scen, estoy de acuerdo con tu hermano. Será deformación profesional 😉

    Saludos

  5. 17/06/2010 en 12:24

    Hola Lahierbaroja!!

    Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho. Está chulísimo. Enhorabuena!! A partir de ahora te seguiré y estaré atenta a tus comentarios y tus reseñas. Hasta otra!!

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

  6. 6 oesido
    17/06/2010 en 23:28

    hay novelas buenas y malas. Lo que circula como novela histótica es un producto a la carta hecho para consumir y tirar y, en general, facilito, para que llegue a todo el mundo. Me gustan en cambio las biografías: la de Lord Byron, de André Maurois, soberbia; todas las de Stefan Zweig; algunas de Emil Ludwig y tantas otras. Saludos.

  7. 18/06/2010 en 09:19

    Qué curioso, lo que preguntas justo es la palabra que yo mencionaba ayer en mi blog. Este tipo de novelas que narran una vida con ciertas dosis de imaginación pero más o menos limitándose a los datos reales se llaman, que yo sepa, “bioficción”.

  8. 8 JL
    18/06/2010 en 09:20

    Domingo, un registro un poco bajo en tu comentario ehhh??? jajaja!! La verdad es que yo he tocado pocos libros históricos… Los de Reverte y poco más (y la verdad es que me gustaron). Cuando me lea alguno, rescato la entrada y os cuento…

  9. 20/06/2010 en 16:29

    Personalmente soy un voraz lector de las novelas históricas, un genero que me atrae bastante, pero como ya se comenta en muchas de ella no se sigue un arco real a la hora de trazar un guión narrativo, pero que en muchos casos puede pasar hasta desapercibido. Recomiendo la visita del blog de un amigo http://www.novelahistorica.net/ completa biblioteca de sus lecturas en lo que respecta a este genero. Saludos.

  10. 10 lahierbaroja
    21/06/2010 en 14:45

    Carol: quizá dependa del autor que leas. Personalmente, me he topado con algunos libros áridos y difíciles de leer (demasiados datos, demasiadas fechas, complicaciones a la hora de seguir la trama), pero los hay de todo tipo, y en cualquiera de ellos se puede aprovechar conociendo algo más.

    Ascen: pues vaya chasco, llegar al final y que la autora pusiera eso… De “El Clan del oso cavernario” sólo he leído el primer tomo y se me quitaron las ganas cuando le oí decir a un amigo que era el mejor de todos. La verdad es que me resultó interesante, de un lado, pero un poco pesado en otras partes de la novela.

    Bartleby: el libro de Yourcenar lo tengo por casa, aún no lo he leído, pero lo que sí que sé es que hablan muy bien de él. Como dices, a veces es mejor coger un libro de historia y punto. El otro día estuve buscando uno de Historia Moderna y casi me llevé uno… hasta que vi el precio… lo volví a dejar en su sitio hasta la próxima vez. 😦

    Domingo: muy interesante y pedagógico tu comentario. Desde mi punto de vista, la moda de la narrativa histórica puede darse por una serie de factores: la “quemazón” de la novela de aquél momento (King ya canasaba, Grisham lo mismo), la imposición de una novedad que hiciera a los lectores comprar más libros (al fin y al cabo esto es un negocio, no nos olvidemos) y los buenos resultados de las primeras novelas de Alatriste, por ejemplo.

    Oesido: estoy de acuerdo contigo. Al final hay que saber encontrar la calidad en el género que se lee, porque hay mucha literatura de usar y tirar.

    Cristina: gracias por el apunte, Cristina. Había leído (no sé dónde) el término “biopic” para las películas biográficas, pero ese término lo desconocía.

    JL: ale, más libros para tu post-it…

    Varego: gracias por tu comentario y por el enlace. Ahora mismo voy a meterme.

  11. 08/07/2010 en 14:02

    Tú qué crees ¿me gusta la novela histórica o no? Jajajaja

  12. 13 nicolás
    16/08/2010 en 01:50

    Si quieren leer novelas históricas interesantes, cualquier ensayo de chesterton, y las obras de Carlyle, si descreo de la novela histórica actual, que no deja ningun conocimiento nuevo sobre los temas de la respectiva historia.

  13. 02/10/2010 en 00:30

    Excelente blog sobre las biografias no hay nada mas interesante que aprender de los personajes que hicieron historia en este mundo seguro algo aprenderemos de ellos. Aqui les dejo un enlace web de biografias de personajes historicos para que aprensamos un poquito mas sobre ellos

    http://biografias-web.blogspot.com/

  14. 11/10/2015 en 07:41

    Las novelas históricas son textos narrativamente complejos. Te recomiendo hacer una lectura a las Apostillas de El nombre de la rosa, te darás cuenta de la manera en que un lector puede identificar y distinguir una buena novela histórica de lo que hace Tolkien o Javier Moro, por ejemplo. Yo tengo predilección por este tipo de textos. Te recomiendo Tan humana esperanza, de Alessandro Mari.
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 659 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: