26
Mar
11

Manías lectoras


Precisamente ayer hablaba por twitter con Lady Boheme sobre algunas costumbres lectoras.

 

Ella comentaba que necesitaba leer algo que no fuera fantasía o ciencia ficción, porque parece ser que ha leído últimamente bastante sobre dicho género.

 

Mi punto de vista en este tema es claro: espacío las lecturas tanto de géneros como de autores. ¿Y por qué? Pues porque me satura, porque al final les cojo tirria… en definitiva, no lo saboreo.

 

Quizá yo sea demasiado radical, porque incluso lo hago con las épocas en las que se sitúan las novelas: es decir, si acabo de terminar un libro que sucede en la Segunda Guerra Mundial y en Londres, el siguiente ha de ser necesariamente opuesto. Preferiblemente que ni siquiera ocurra en un país británico.

 

Y por supuesto, si me pongo tan estricta con esto, jamás leo un libro seguido de otro de la misma temática, ni de la misma trilogía. Tengo ganas de leer (de una vez, lo sé, me repito mucho) Las dos torres, pero es precisamente eso, que me lo pida el cuerpo, lo que consigo espaciando las lecturas.

 

Sin embargo últimamente he observado otro fenómeno: la ingente cantidad de libros que tengo a medias. Con la excusa de

a) Es que el ritmo de éste es más lento, lo voy a leer poco a poco.

b) Es que éste pesa mucho, así que lo dejo en casa y cojo otro.

O c) Como éste es mío lo pospongo un poco y me pongo a leer aquél que lo tengo que devolver.

 

Problemón: al final se pierde el hilo de uno, de otro y del de más allá, y acaban saliendo otros libros que se cuelan.

 

Me parece curioso que me pase ésto cuando hace no mucho yo era de las defensoras a ultranza de leer un libro por vez… sí que creo que es útil tener a la vez un par de libros (no más) para ir simultaneando lecturas… pero ¡siempre que se simultaneen! En fin, que ahora tengo tres empezados y lo peor es que dos siempre son los mismos…

 

Y a vosotros, ¿os ocurre lo mismo que a mí? ¿Qué costumbres lectoras tenéis? ¿Leéis libros seguidos del mismo género?

 

Feliz sábado.

 

Namaste.

Anuncios

27 Responses to “Manías lectoras”


  1. 1 Domi
    26/03/2011 en 11:11

    Normalmente llevo una lectura por vez. De todas formas sí que defiendo la idea de llevar, al menos, un par de libros como tú dices. Ya no sólo porque ejercitas la memomria, la capacidad de comprensión y blablabla, sino sobre todo porque te da la facilidad de alternar según las apetencias y el estado de ánimo para “enfrentarte” a determinadas obras… Ahora bien, si te encuentras con el problema de que llegas a un punto en que pierdes el hilo de la novela (o las novelas) y lo pospones, quizás sea conveniente que le plantes cara y te digas:
    – Opción a) Lo acabo como que me llamo Lahier.
    – Opción b) Te tengo el mismo cariño que el Capitán Hook a Peter Pan. Ahí te quedas cogiendo polvo.

    Sobre las “excusas” que aumentan tu número de libros pendientes, recalcaré la relacionada con la propiedad. Quien te haya prestado algún libro dudo mucho que tenga la imperiosa necesidad de que se lo devuelvas lo antes posible. Las Dos Torres léetelo a tu ritmo y deseo, que no hay prisa ninguna 😉 Y para El Retorno del Rey otro de lo mismo. Mejor con tranquilidad y gusto que acabar como el grupo de ayer en Pasapalabras (en la fase de palabras cruzadas fue todo sobre El Señor de los Anillos y sólo acertaron “Légolas” y una más. ¡Me iba a dar un síncope!).

    Es lógico que prefieras alternar autores, épocas y géneros para evitar cogerle asco. Normalmente intento lo mismo, aunque reconozco que no fue así con El Señor de los Anillos, parte de la saga de Harry Potter y, en estos momentos, con la lectura casi de corrido de El sueño del Celta, La caída de los gigantes y Germinal. Cuando acabe este último cambiaré totalmente de género. ¡LO NECESITO!

    Costumbres lectoras… Leer un poco antes de dormir para vaciar la mente 🙂

    Besos y, ¡buenos días! 😀

  2. 26/03/2011 en 13:11

    Jajaja!! me ha hecho mucha gracia lo de “dos siempre son los mismos”.
    Pues yo a veces me planteo simultanear dos lecturas a la vez, pero al final lo descarto porque me centraría en uno y el otro estaría arrastrándose durante meses, años e incluso lustros, jajaja!
    Entre mis manías destacaría que no suelo leer dos libros del mismo autor en el mismo año, pero desde que tengo Cajón de historias, no lo he cumplido con los protagonistas del mes, y por ejemplo leí el año pasado dos libros de Saramago y dos de Muñoz Molina.

    También me gusta combinar lecturas más profundas con otras más ligeras, pero eso no es una manía, es simplemente que me dejo llevar por mis instintos. 😉

    besos!

  3. 26/03/2011 en 13:22

    Casi nunca leo dos libros a la par, a no ser que uno sea una novela y el otro un libro de reflexiones que no necesariamente ha de tener un hilo. Seguramente lo que te pasa con esos dos es que no te terminan de convencer, así que si fuera tu siquiatra te diría: ¡déjalos!, pero ni soy siquiatra ni siquiera tengo bola de cristal, así que no me hagas mucho caso. También me gusta intercalar tipos de lectura, aunque las trilogías y similares me las tomo como un solo libro más gordo, es lo que me pasó con Millenium que cuando acababa uno, ya estaba el siguiente.
    Me gusta este tipo de entradas donde comentar hábitos.
    Un beso.

  4. 4 Isi
    26/03/2011 en 14:10

    jejeje La hieeeeer!! Tirón de orejas!!
    Yo no tengo esas manías, la verdad. Leo un libro y, a la vez, escucho un audiolibro por la calle. EN ralidad es como si tuviera empezados dos, pero bueno, en cierto modo no lo es, porque uno no lo “leo”.
    En cuanto a lo de intercambiar géneros, pues a veces lo hago, pero es según me apetezca, y normalmente los de una saga los leo seguidos, si puedo, jejeje. Bueno, si me está gustando, claro!!

  5. 26/03/2011 en 18:14

    yo empiezo a pensar cuál va a ser mi siguiente lectura cuando estoy acabando un libro, entonces repaso las listas que tengo de los libros que deseo leer hasta que noto que uno me atrae en ese momento más que los otros y así lo elijo. Otras veces no lo tengo claro y busco ayuda en internet y curioseo más por la biblioteca.

    Normalmente voy leyendo un libro de cada vez pero suelo procurar tener empezado también un libro de relatos que intercalo entre otros o que cojo cuando no se me ocurre que leer, al ser de relatos cortos se evita perder el hilo.

  6. 26/03/2011 en 20:33

    Me suelo dejar llevar por lo que me apetece, aunque ahora estoy intentando controlar un poco las lecturas, si no, por ejemplo, me pondría todo un mes con novela negra y como que no… Y estoy también intentando sacar adelante lecturas pendientes de hace tiempo, porque como están llegando libros nuevos a casa casi todos los días…
    Besos,

  7. 7 Filias
    27/03/2011 en 12:15

    Yo no he intentado tener más de dos lecturas a la vez, porque me parece que terminaré liando todas las historias. También me gusta ir alternando tipos de libros y de temáticas, aunque si alguna me gusta, me salto esta regla (jejeje).
    También tengo en cuenta en qué momento me encuentro. Si tengo ánimos para un libro tristón o angustiante (es que vivo la historia de tal manera que me llegan todas esas sensaciones como si fueran reales). O si me apetece disfrutar de la lectura sin pensar en nada más…
    Besotes

  8. 27/03/2011 en 13:33

    Yo soy de llevar un sólo libro a la vez. Si no lo hago así me disperso y tardo exponencialmente más en terminar las distintas lecturas. Eso sí, cuando el libro es largo voy intercalando con lecturas de relatos, para soportar la ‘espera’ hasta ponerme con otro autor. Creo que todos hemos sentido esa sensación de ‘cuanto me está gustando este libro, pero tengo que acabarlo cuanto antes porque hay otros muchos esperando’.

    Y en cuanto a las sagas, sí que suelo espaciar los libros cuando son muchos y de tamaño considerable, como me está pasando ahora con ‘Canción de hielo y fuego’.

    Salud.

  9. 27/03/2011 en 18:17

    Yo leo los libros de uno en uno, pero únicamente porque mi capacidad mental ya no es lo que era. Hace bastante años leía dos e incluso tres libros a la vez si perderme.
    Las sagas o las colecciones, si me gustan, prefiero continuarlas antes de empezar con otro.
    Pero esto no son manías, son costumbres más o menos “normales”.
    Saquemos a la luz nuestras rarezas más extrañas: ¿Quién no forra los libros porque le parece que es como tapar un cuadro? ¿Quién no los abre demasiado para no romperlos? ¿A quién le duele la tripa cuando presta un libro? ¿A quién le gusta guardar cosas en los libros, sólo por el placer de encontrarlas muchos años después, en una posible relectura? ¿Quién ha pedido prestado un libro sus padres o hermanos, a sabiendas de que no lo va a devolver, incluso declarando abiertamente sus intenciones? ¿Quién tiene que comprar los libros que le prestan -los que devuelve, claro-, después de haberlos leído? ¿A quién no le gusta que le cuenten de como acaba un libro aunque sepa a ciencia cierta que JAMÁS se lo va a leer? ¿Quién pasea el libro por toda la casa para tenerlo a mano, por si acaso encuentra un hueco para leerlo?
    Hacer examen de conciencia y reconocerlo: algunos de nosotros somos bichos raros.

  10. 27/03/2011 en 18:37

    Suelo variar de autores y busco por lo general no seguir el mismo género pero mi guía cotidiana son los escritores, aunque algunas veces he leído dos seguidos de la misma persona, tengo una amiga que suele leer por ciclos como les llama, es decir se lee varios de un mismo autor, incluso si le creo y suele ser así, dice que ha leído todo Dostoievsky y todo Dickens. Yo le dije que debía de gustarle mucho esos escritores pero me respondió que era para ella lo más normal leer por grupos. Yo si no podría, máximo dos seguidos. Un abrazo.

    Mario.

  11. 27/03/2011 en 21:23

    Yo no suelo tener reglas ni manías lectoras. Puedo leerme varios libros seguidos de un mismo autor, o varios libros seguidos de una misma temática.
    Lo único que en ocasiones suelo hacer es no leer muchos libros largos seguidos. Hace poco terminé el de Follet (1050 pags) y la semana pasada uno de 600 páginas, asíque ahora voy a leerme 2 o 3 cortitos, para volver a coger fluidez, jeje

  12. 28/03/2011 en 10:21

    Lo tengo comprobadísimo, en cuanto intento leerme dos libros a la vez, no acabo por lo menos, uno de los dos.

    Otra cosa es lo que dice Isi de un audiolibro y otro “de papel”, o también “se puede” cuando uno es ensayo y otro novela.

    Pero en general, en cuanto paro un libro, es muy difícil que lo vuelva a retomar.

    Ah, y desde unas tristes incendiarias experiencas de mi juventud, procuro no repetir autor en un tiempo.

  13. 28/03/2011 en 14:40

    Hola! Muy interesante la entrada! Es verdad en cuanto a lo de las manías… todos tenemos alguna manía a la hora de leer. En mi caso son bastante parecidas a las que comentáis por aquí:

    1. Suelo ir cambiando el estilo de los libros que leo, aunque no sea de un libro para otro. Quiero decir, q

  14. 28/03/2011 en 14:48

    … vaya, no sé que ha pasado que se ha publicado el comentario antes de tiempo… continuo:

    1. Suelo ir cambiando el estilo de los libros que leo, aunque no sea de un libro para otro. Quiero decir, que a veces en una temporada de un mes me da por leer literatura inglesa del XIX, pues bien, esto puede suceder, pero nunca será un mismo autor seguido. Lo normal es ir salteando autores, estilos y épocas.
    2. En el caso de las sagas no suelo leerlas seguidas.
    3. Necesito leer en absoluta tranquilidad, sin televisión y con música instrumental muy baja. En caso de leer en el autobús intento sentarme en el último asiento, sin nadie detrás.
    4. En casa tengo mi propio rincón para leer, que siempre suele ser el mismo. Incluso me compré un sillón orejero para mi dormitorio con el único fin de leer tranquilamente ahí. A las noches antes de dormirme, sea la hora que sea, tengo necesidad de leer algo en la cama, ya sea una hora o cinco minutos.
    5. No simultaneo dos libros de narrativa. Cuando leo me meto totalmente en la historia que me cuenta el libro. Si que suelo tener el libro que estoy leyendo y otro de consulta o ensayo para leer poco a poco cada día.
    6. Muy pocas veces he dejado un libro sin terminar. Soy incapaz de hacerlo, y no porque no haya tenido ganas… pero no sé, me resulta muy difícil hacerlo.

  15. 15 Elwen
    28/03/2011 en 18:35

    Yo más que necesitarlo me obligo y fallo. De por mí sería incansable leyendo siempre fantasía y siempre vampiros o lo que sea. Si en ese momento estoy disfrutando el género el cuerpo me pide más y yo tengo que obligarme a que no sea así para saturarme. Creo que me contradigo un poco pero bueno.

    En cuanto a lecturas abiertas, yo también soy partidaria de un solo libro y cuando abro más de dos acabo dejándolos todos. Ya me ha pasado en dos ocasiones. Ahora mismo llevo meses con una lectura secundaria abierta y creo que está siendo el único con el que he acertado para llevarlo simultáneamente.

  16. 28/03/2011 en 19:13

    Yo antes leía los libros de uno en uno pero últimamente estoy algo caótica…vamos veo que no soy la única 😉 me pasa igualito que tú, te puedo decir que llevo “Juego de tronos” en el bolso, pero me niego a leerlo a lo bestia, cuando tengo un ratito con un café.
    Luego aparte me voy leyendo los que me llaman la atención, no miro mucho la temática ni la época, además los libros surgen de repente, se me ponen delante te diría y no puedo decirles que no, algunos me los fulmino en una tarde y otros me duran meses.
    “La feria de las vanidades” lo tengo igualmente empezado pero un poco bastante parado, me lo has hecho recordar, ese lo llevo en el coche, por si tengo que esperar.

  17. 28/03/2011 en 21:31

    ¡Veámos! Suelo tener empezados tres libros: uno de ensayo, otro más “frívolo” -normalmente policiaco- y el de literatura “seria”. Procuro cambiar de estilo y autor aunque antes leía también por ciclos: Victor Hugo, rusos, Muñoz Molina, …
    Los libros los voy repartiendo por la casa: en la mesita, a la entrada, en la mesa de estudio, en la mesita auxiliar junto al sofá.
    Leo en el baño pero me llevo un libro que no sea ninguno de los que estoy leyendo.
    Los marcapáginas los elijo en función del libro de que se trate -que “peguen” con él.

    Y no sigo que estoy empezando a darme miedo 😀

  18. 28/03/2011 en 21:33

    No te podría decir mis costumbres porque no las sé muy bien. Es cuando termino un libro cuando decido cuál va a ser el siguiente, porque a menudo me pasa, que el que tenía pensado que iba a ser el que cogiera al terminar el libro, cambia, y decido por otro.
    Ahora eso sí. Si el libro que estoy leyendo me gusta y quiero terminarlo, me prohíbo coger cualquier otro, no tengo el don ese para disociar dos historias. 😀
    Saludos

  19. 28/03/2011 en 22:19

    Yo creo que soy un poco como tú y prefiero escoger libros con temas opuestos, aunque también va por épocas porque a veces parece que me apetece más un tipo de literatura. Eso sí, lo que espacío son los autores, por mucho que me gusten.
    Y sí, leo varios libros a la vez… me gusta hacerlo porque depende de mi estado de ánimo cambio.

    Besitos.

  20. 29/03/2011 en 19:53

    No suelo leer muchos libros seguidos del mismo género, pero si por casualidad leo uno y luego otro, no pasa nada. Pero por casualidad ¿eh?, porque generalmente suelo cambiar de estilo y escritor cada vez que cojo un nuevo libro. Antes leía las sagas todas seguidas, pero por ejemplo ahora estoy con la de Vampiros Sureños y siento que debo espaciar las lecturas (y así está siendo), porque no me quiero saturar (que es lo que me pasó cuando leía toda una saga seguida, normalmente de fantasía, género que también aborrecí un poco en aquellos tiempos).

    Y por lo de leer varios libros a la vez, no suelo hacerlo. Cuando cojo un libro me gusta dedicarle mi tiempo a él, aunque no me guste demasiado no quiero mezclar, porque eso me haría no acabarlo nunca. Abandono muy pocos libros yo, la verdad. Hace mucho tiempo que no dejo ninguno a medias porque estoy contenta en general con lo que leo últimamente (excepto “Caín”, claro. Y aún así lo acabé).

    Tampoco suelo planificarme las lecturas. Hay libros que me compro con ganas, pero luego los veo en el estante y los aparco un poco. Luego me acaban llamando ellos solos, me lo pide el cuerpo. Hay ciertos libros para los que debo sentirme preparada o exclusivamente atraída, aunque los haya comprado con mucho deseo.

    Luego, una manía muy grande es que no me gusta dejar capítulos por la mitad al final del día. Y nunca me gusta llegar a la noche y detener mi lectura en la página 13, 113, 213… No sé que me pasa con ese número, pero no me gusta.

    En fin, ya no te aburro más con mis manías. ¡Un abrazo!

  21. 29/03/2011 en 22:27

    Yo soy una férrea defensora de leer varios libros simultáneamente. De hecho, ando un poco floja de lecturas últimamente, y creo que en parte es porque solo estoy leyendo un libro. Me ayuda a “despejar”, no agobiarme con terminar uno, y además no todos los días me apetece leer el mismo tipo de libros, por lo que este método me viene genial.

    Y cuándo más dispares son las temáticas, ¡aún mejor!

  22. 30/03/2011 en 14:46

    Pues, pwersonalmente te digo que me pasa lo mismo que a tí. No quiero leer dos libros basados en una misma época, no me gusta tampoco dos seguidos del mismo autor sean o no trilogía etc Aunque lo que si me gusta es leer novelas históricas siempre. Cuando cambio de esto me cuesta bastante leer uno basado en la actualidad y cuando lo voy acabando ya voy pensando en volver a la histórica de nuevo.

  23. 30/03/2011 en 19:23

    Pues yo intento no leer muy seguidos libros de una misma temática, autor o género, pero me ha pasado más de una vez “encontrarme” con un mismo tema una y otra vez y no poder salir de ese círculo vicioso 🙂 Me ha pasado hace poco con dos libros que tienen el tema del cáncer entre sus páginas, como no es lo relevantísimo o no se puede contar en la sinopsis no me había dado cuenta. Un beso

  24. 03/04/2011 en 15:33

    Igual que tú, intento cambiar de género, del grosor de la novela, autor, etc., para evitar la saturación. No siempre es posible, sobre todo si, como yo, a veces lees un libro sin saber ni de qué va, simplemente que te llama. Por eso me saturé, y tengo un libro empezado con el que no avanzo nada, mientras me voy leyendo otras cosas. Yo también era firme defensora de leer sólo un libro a la vez, pero desde hace poco eso cambió y me resulta más cómodo tener varios empezados, pero siempre tiras más por alguno que se acaba antes, jeje.

    Me han gustado las reflexiones lectoras… lo que da de sí twitter!!

    Un beso!

  25. 03/04/2011 en 16:15

    Acabo de leer las manías lectoras de los demás y alucino al encontrarme las mías en otras personas, jaja. No me gusta nada cerrar el libro a mitad de un capítulo, o que el último capítulo que haya leído sea el 13. Y no me gusta quedar en páginas que terminen en 13 o 69, soy así de rara.

    No me gusta nada leer un libro con la camisa puesta, siempre se la quito y la dejo en la estantería. Y es muy raro que lo preste con camisa. Se supone que están para proteger el libro, pero si se rompen o algo, me parece que quedan muy mal, y al llevar el libro de un lado a otro, es lo que suele pasar.

    A veces leo libros sin saber absolutamente nada de ellos, sólo porque me llama el título o la portada. Y me he llevado o muy gratas sorpresas o profundas decepciones.

    Las sagas me gusta leerlas seguidas, no necesariamente del tirón, pero si en un plazo prudencial. ¿Por qué? Pues porque tengo una memoria pésima y se me olvida todo.

    Hala, secretos desvelados… jiji!

  26. 20/04/2011 en 12:01

    Solo leo un libro por vez, me atrapa, me devora y no me quedo tranquila hasta que llego al final, por eso ha habido días en mi vida que de 24 he dedicado 20 a leer…(y eso que soy de las que suelen dormir una barbaridad), pero si abandono un libro suele ser para siempre (ya sea con conciencia de ello o engañandome a mi misma de “ahora no es el momento, otro día lo cojo).
    Si alterno tipos de lectura, nunca leo dos libros “densos” (ensayos, premios Nobel, etc) segidos, ni más de dos “ligeros” (ciencia-ficción, fantasía, policiaca..). Lo bueno de los libros ligeros es que puedes unirlos después con cualquiera, pero hay libros como Lolita que cuesta mucho encontrar con cual continuar, son como pozos negros que si te pillan en circunstancias adversas (no tener mucho tiempo o no tener costumbre lectora) pueden hacer que abandones la lectura si no para siempre, si por mucho tiempo.

  27. 20/04/2011 en 12:25

    Ahora leyendo los comentarios de los demás.
    Leo las sagas segidas, de hecho cuando no puedo conseguir la continuación (por el motivo que sea, incluido que aún el autor no la halla escrito) me cabrea, me repatea, no duermo bien, me sabe a cosa pendiente y si puedo muevo cielo y tierra hasta terminarla, por eso prefiero no empezar ninguna que no tenga localizado de antemano todos los libros.

    Tambien quito la sobrecubierta esa de protección, la odio, suele ser satinada y desagradable al tacto y me encanta las cubiertas simples que quedan debajo.

    Forro los libros de la biblioteca con papel, cuando los veo muy manoseados porque me da asco pero sin embargo me encanta comprar libros de segunda mano, justo porque estan usados.

    Nunca abandono el libro hasta llegar al final del parrafo o hasta despejar lo que me inquietaba, algo que me interesaba saber en concreto.

    Compro los libros que me han prestado y que me han encantado.

    Me gusta usar siempre el mismo marcapáginas hasta que esta tan roto que lo guardo de recuerdo.

    No me gusta abrir los libros demasiado y esta norma se convierte en religión con los libros que tienen mas de 20 años.

    Cuando una frase me gusta doblo la esquina superior de la hoja donde esta, si la frase esta de la mitad hacia arriba de la página y la esquina inferior si la frases esta hacia abajo. Cuando termino el libro las busco, las releo y las pienso.

    Los libros que pienso que voy a terminar llorando con ellos (como el niño del pijama a rallas) los leo en mi casa a solas porque me da verguenza que me vean emocionarme tanto.

    Si un autor se pone pesado con las descripciones que me alejan de la trama, me las salto alegremente (no me lei ni una cancion de los elfos de Rivelden y me salte todo lo relacionado con descripcion de catedrales de los pilares de la Tierra).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 636 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: