Archivo para 25 abril 2011

25
Abr
11

Viaje de invierno, Amélie Nothomb

Tras un parón debido fundamentalmente a la Semana Santa (y a mi escasa capacidad de planificación, para qué nos vamos a engañar), os traigo una de las últimas novedades de la editorial Anagrama.

La última novela de Amélie Nothomb comienza de este modo:

Cuando paso por el control de seguridad de los aeropuertos, me pongo nervioso, como todo el mundo. Nunca me ha ocurrido que el dichoso bip no se dispare. Por eso siempre me toca el premio completo, unas manos masculinas sobándome de pies a cabeza. Un día no pude evitar decirles: “¿De verdad creen que quiero hacer estallar el avión?

Mala idea: me obligaron a desnudarme. Esta gente no tiene sentido del humor.

Hoy paso por el control de seguridad y me pongo nervioso. Sé que el dichoso bip va a dispararse y que las manos masculinas van a sobarme de pies a cabeza. Pero esta vez sí voy a hacer estallar el avión de las 13.30.

De esta forma tan peculiar comienza esta breve historia. Enseguida nos preguntamos: ¿pero por qué? ¿Qué motivos pueden llevar a una persona normal y corriente a estrellar un avión? ¿Acaso es un terrorista?

Viaje de invierno, Amélie Nothomb

Viaje de invierno, Amélie Nothomb

Pronto Nothomb nos da los motivos por los que Zoilo, un filólogo cualquiera, decide de un día para otro realizar un atentado. Y ese motivo no es otro sino el amor que encuentra cuando, por casualidad, conoce a Astrolabio, una chica que convive con una novelista peculiar que se interpondrá entre la relación de ambos.

El problema surge cuando Zoilo se da cuenta que no puede deshacer ese triángulo que forman las dos compañeras de piso y él. Así, la autora crea una novela entretenida e irreverente, excéntrica como todas las que publica, con muchos guiños irónicos y de humor y alusiones a sí misma.

Pero es que además la novela es un claro ejemplo de lo políticamente incorrecto. Zoilo pone todo su ser en conseguir a la persona que ama, y ante la conciencia de que es inalcanzable, vierte todo su malestar y sus verdaderos pensamientos en la tercera persona. De este modo expone sin tapujos lo que cree y siente, independientemente de que su apreciación sea o no justa.

Lo que verdaderamente destaca en la obra de la belga son los personajes: aunque no se nos den demasiados datos, son personas reales, que piensan, dudan y yerran. Esto, junto con una prosa ágil, hacen de esta novela un libro fantástico para evadirse de la realidad, para pasar un buen rato y tomar aire antes de comenzar un libro más denso.

Seguramente a los seguidores de Nothomb os gusten más sus novelas autobiográficas, pero os recomiendo que le deis una oportunidad a esta.

Y es que al final una cosa queda clara: que la belga es adictiva. Leer sus novelas es como comer bombones: siempre quieres más.

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • El estilo de la autora. Su excentricidad.
Contras
  • Me llamó la atención que el protagonista fuera un hombre. Quizá es que me pega menos siendo ella la autora.

Namaste.

Anuncios
20
Abr
11

IMM (8)

Os traigo una nueva entrega de las nuevas adquisiciones y/o préstamos.

Las adquisiciones son las siguientes:

Nuevos libros: Carpentier, Schlink, Nothomb y Horby

Nuevos libros: Carpentier, Schlink, Nothomb y Horby

  • El siglo de las luces, Alejo Carpentier. Un libro que llevo queriendo leer desde hace mucho, y que incluí en mi lista de los 50 libros que quiero leer (arriba a la derecha podéis verla completa). Además llevo necesitando un cambio de estilo, porque hace mucho que no leo a un escritor hispanoamericano. Carpentier será el elegido.
  • El fin de semana, Bernhard Schink. El autor de El lector y una de las últimas novedades de Anagrama. Tiene muy buena pinta y tengo ganas de empezarlo.
  • Viaje de invierno. Amélie Nothomb. La última novela de la belga, que en este caso es no autobiográfica. Ya lo he leído así que os traeré la reseña en breve.
  • En picado. Nick Hornby. Este libro lo conozco gracias a Cargada de Libros, que habló muy bien de él (no sé por qué no encuentro la entrada en concreto… ¬¬)

Ahora os muestro los libros prestados, cortesía de Pedro:

Libros prestados

Libros prestados

  • ¡Indignaos!, Stepahne Hessel. El libro del que todo el mundo habla. He leído muchas reseñas de personas a las que le ha gustado (Icíar, Antonio, Lammermour).
  • Manifiesto de economistas aterrados. Del estilo del anterior, seguro que resulta muy interesante para aquéllos a los que le interese la economía. Ya os contaré.
  • Asterios Polyp, David Mazzucchelli. Una novela gráfica que tiene muy buena pinta, y sólo por la edición ya merece la pena comprarlo… ahora sólo queda ver qué contiene.

Y vosotros, ¿qué? ¿Habéis leído alguno de estos libros? ¿Os gustó? ¿Tenéis nuevas adquisiciones?

Pasad una buena Semana Santa.

Namaste.

18
Abr
11

Wikileaks y Assange. Leigh y Harding.

Como ya os conté en la entrada de la presentación, salí con tantas ganas de leer este libro que al día siguiente empecé a leerlo.

Portada del libro "Wikileaks y Assange".

Portada del libro "Wikileaks y Assange".

El inicio engancha mucho: nos cuenta la historia de Assange, pero también la de Bradley Manning, el soldado destinado en Bagdad que presuntamente filtró las informaciones de los cables.

El modo de contarnos lo ocurrido te atrapa, te deja con la curiosidad de seguir leyendo lo que ocurre después, como si de ficción se tratase.

Posteriormente, el ritmo se ralentiza, ya que Leigh nos cuenta hechos más técnicos (que seguro que apreciarán los amantes de la informática), además de las negociaciones entre The Guardian y Assange.

Cuando ya no albergaba esperanzas de que hubiera un capítulo destinado a los cables en sí, es decir, al contenido de las filtraciones, llegaron un par de ellos, y mis ganas de continuar leyendo se acrecentaron.

En definitiva, ¿qué es este libro? Os preguntaréis.

Pues este libro es lo que prometía: nos ofrece una visión bastante plausible de Assange, es decir, lo plantea como una persona inteligente, pero al mismo tiempo raro, con ansias de megalomanía. Un personaje que a la vez te atrae y te repugna, que es amado y odiado. No se cae en una visión de lo que cree Leigh de él, más bien deja al lector que ese juicio de valor lo genere por sí mismo.

El episodio que ha originado ríos de tinta relacionado con las mujeres suecas también está narrado de una forma objetiva. En el libro, no cabe lugar a malinterpretaciones sobre si Estados Unidos ha podido tener algo que ver con el tema. Simplemente lo relatan y dejan claro que si Assange es capaz de lo mejor, también lo es de lo peor.

Al mismo tiempo, ya que están, los de The Guardian se echan muchas flores. Lógico, por otra parte. Ahora, lo que no soy capaz de comprender es cómo el nombre de Luke Harding figura en la portada como coautor del libro, si apenas aparece mencionado en el libro.

Otra pega que tengo que hacerle es la traducción y la edición. Leer “Assanje” después de 300 páginas, canta mucho, así como el uso indebido de unas preposiciones u otras expresiones que chocan al lector.

En cualquier caso, es un buen modo de conocer más a fondo la historia de Wikileaks, y en este sentido, el libro cumple su función. Eso sí, en el caso de que busquéis más profundidad de la historia este libro se os quedará un poco escaso de contenido. Sin embargo, si buscáis enteraros de lo que ha pasado de una forma completa pero no muy detallada, este es vuestro libro.

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • El relato ameno e interesante de la historia.
  • La objetividad.
Contras
  • No ahonda demasiado en algunos temas.
  • La traducción y la corrección del libro.

Namaste.

13
Abr
11

10×10: lectura conjunta El pasaje.

Hasta antes de tener Twitter, pensaba que esa red social no servía para nada. Eso de expresarse en 140 caracteres me parecía una estupidez. Peeero… me acabé haciendo una cuenta, y al ir añadiendo amigos comprobé que se generan muchas conversaciones que de otro modo no habrían surgido.

Y así surgió el reto 10×10: en una conversación de twitter. Empezamos a comentar que habíamos leído muy buenas críticas de El pasaje, de Justin Cronin, después hablamos sobre la posibilidad de hacer una lectura conjunta. En este punto fue cuando las cosas tomaron forma, ya que pasamos de 3 o 4 conversadores a 6 o 7. Luego alguien sugirió que podíamos buscar los bloggers necesarios para llegar a 10. Al final la propuesta quedó como 10 bloggers, 10 días, un libro.

Nació el reto 10×10.

A partir de aquí nos pusimos en contacto con Ediciones Urano, que muy amablemente nos envió los ejemplares de El pasaje.

Momento unpacking "El pasaje"

Momento unpacking "El pasaje"

Ha llegado el momento. El viernes 15 de abril comenzaremos a leer, a razón de 100 páginas diarias, un tochazo de libro de 1100 páginas.

Personalmente, tengo muchas ganas de empezar. Porque llegó un momento en el que pensé que la historia no saldría, porque tengo curiosidad no sólo por lo que me parecerá el libro, sino lo gracioso que será el sistema de ir twitteando los avances.

Así que ya sabéis: si queréis uniros a la conversación, estáis a tiempo (#lecturaElPasaje). Y a los que lo duden, os animo a abriros una cuenta en twitter. 🙂

Una de las cosas que más me gustan de este reto son los participantes: porque cada uno somos de un lugar, tenemos una edad distinta y unos gustos diferentes. Y yo creo que esto es mucho más entretenido de este modo.

Ya sólo me queda dar las gracias, lo primero a Ediciones Urano, y lo segundo a todos los participantes que se han unido a esta iniciativa espontánea donde han surgido montones de ideas: Lady Boheme, Aramys, Cargada de Libros, Atram, Carol, Dácil, Phobophille, Karo y en especial a Elwen por hacer el banner:

Banner de "El pasaje"

Banner de "El pasaje"

Namaste.

11
Abr
11

Las partículas elementales, Michel Houellebecq

Describir un libro como este no es fácil, porque no se trata de una novela al uso.

 

 

Edición de Compactos Anagrama del libro de Houellebecq

Edición de Compactos Anagrama del libro de Houellebecq

Los protagonistas de Las partículas elementales son dos hermanos, Michel y Bruno, diametralmente opuestos: el primero, un científico que vive en el ostracismo y tiene como fin la ciencia, y el segundo, un repelente depravado sexual que causa el rechazo del lector desde el principio.

 

Teniendo como punto de partida estos peculiares personajes, Houellebecq desarrolla una novela diferente, y lo hace con un estilo de escritura muy directo, ni se anda con rodeos ni se justifica con eufemismos. Desde el inicio, aborda temas de un modo muy explícito (tales como el sexo o la violencia).

 

Pero más adelante, el autor cambia de estrategia y nos ofrece una visión claramente científica y objetiva de las situaciones. Esto es, nos sitúa en los contextos históricos, éticos y políticos de un modo radicalmente aséptico, como muestra el siguiente fragmento:

 

El consumo libidinal de masas de origen norteamericano (las canciones de Elvis Presley, las películas de Marilyn Monroe) se extendía en Europa occidental. Con los frigoríficos y las lavadoras, acompañamiento material de la felicidad de la pareja, llegaban la radio y el tocadiscos, que iban a introducir el modelo de conducta propio del flirt adolescente.

 

Es esta combinación la que sorprende al lector, ya que son ingredientes que no suelen ir unidos en las novelas. Es fácil encontrar autores provocativos, y también lo contrario: autores que se centran en la objetividad para desplegar su estilo. Pero la cuestión aquí es que Houellebecq mezcla ambas cosas, y aunque podría parecer un experimento, tiene resultados sorprendentes.

 

Si además el francés decide añadirle una pizca de filosofía, ya tenemos la cuadratura del círculo:

 

En el fondo, se preguntaba Michel observando los movimientos del sol sobre las cortinas, ¿para qué servían los hombres? Puede que en épocas anteriores, cuando había muchos osos, la virilidad desempeñara un papel específico e insustituible; pero hacía siglos que los hombres, evidentemente, ya no servían para casi nada. A veces mataban el aburrimiento jugando partidos de tenis, cosa que era un mal menor; pero a veces les parecía útil hacer avanzar la historia, es decir, provocar revoluciones y guerras, esencialmente.

 

Houellebecq no es un autor políticamente correcto, y por eso no les gustará a muchos, que pensarán que es un depravado, un bruto que escribe obscenidades. Pero el autor va mucho más allá. Analiza una generación de jóvenes individualistas que han buscado la felicidad y el placer y se han topado de lleno con la incomprensión, la soledad y la desesperanza. En este sentido es una crítica filosófica al modo materialista de contemplar la realidad humana.

 

Todo un descubrimiento. Desde aquí sólo puedo dar las gracias a Bartleby por recomendármelo. Su reseña, aquí.

FICHA:

 

Te gustará si te gustó
Pros
  • El estilo peculiar del autor.
  • Los personajes extraños, pero a la vez, palpables, que crea.
Contras
  • En ocasiones se hacen demasiados explícitos algunos temas.

 

¡Feliz semana!

 

Namaste.

 

08
Abr
11

Presentación: Wikileaks y Assange, Leigh y Harding.

Desde que todo el tema de wikileaks salió a la luz, estaba esperando un libro que recopilara toda la información, porque a pesar de que sigo los periódicos, me es más cómodo leerlo en un sólo formato que aúne toda la información hasta la fecha. Así que cuando Entrelectores convocó a todo el que se quisiese acercar a la presentación del libro Wikileaks y Assange, de David Leigh y Luke Harding (Editorial Deusto, sale a la venta el día 12 de abril), no me lo pensé dos veces.

 

Y fue así como junto con Lady Boheme nos hemos acercado esta mañana a Atocha, donde se celebraba la presentación. Con muchas ganas de ver lo que nos esperaba, y tras tomarnos una bebida tonificante, estábamos dispuestas a escuchar todo lo que allí se iba a decir.

 

Se trata, tal y como nos dice la portada, del relato de cómo se fraguó la filtración, de la mano de los protagonistas que recopilaron la información, que se adereza con una pequeña biografía que nos permitirá conocer más a Julian Assange.

 

A la presentación de esta mañana ha acudido David Leigh, uno de los periodistas del periódico The Guardian con los que se puso en contacto Assange.

 

David Leigh contestando a las preguntas de los asistentes

David Leigh contestando a las preguntas de los asistentes

 

En la introducción, Leigh nos ha comentado el tema un poco más a fondo: desde el origen de wikileaks, las discusiones con Assange sobre la publicación (ya que Assange apostaba por publicar los cables sin más, y los periodistas abogaban por modificarlos: eliminando los nombres de los protagonistas y haciéndolos más accesibles al público), la situación del soldado en Manning la cárcel… etc.

 

Posteriormente, se ha abierto la ronda de preguntas, y es aquí donde Leigh ha demostrado que estaba en su salsa, respondiendo a cada una de las cuestiones, pero también aportando su opinión personal sobre cada asunto, como muestra las siguientes:

 

Assange es mitad genio, mitad loco.

 

No creo en las teorías conspirativas (en referencia a dos teorías: 1) La que asegura que Assange es un mero títere de la CIA. 2) La que afirma que las mujeres que acusan a Assange de delitos sexuales no son utilizadas por Estados Unidos con el fin de encarcelarle).

 

En definitiva, hemos salido encantadas de la presentación, con unas ganas enormes de empezar a leer el libro. Con suerte será pronto.

 

Desde aquí, muchas gracias a la Editorial Deusto y a Entrelectores por organizar el evento.

 

¡Pasad un buen fin de semana!

 

Namaste.

 

 

06
Abr
11

Despropósitos publicitarios (I)

Si nos fijamos un poco en los anuncios publicitarios del pasado, nos encontramos con montones de cagadas malas decisiones debidas, sobre todo a las ganas que tienen los directivos de que la marca tenga un nombre unitario para todos los países en los que está presente. ¿Quién no recuerda el Mitsubishi Pajero? ¿Y la colonia Eau d´eté?

 

Uno pensaría que hoy en día los publicistas han aprendido de sus errores. Que ahora se fijan más, que están más versados a la hora de darse cuenta de determinadas… obviedades.

 

Pues no. El otro día estaba viendo tranquilamente la televisión cuando me encontré con el siguiente anuncio:

 

 


 

No lo he encontrado en castellano, pero básicamente se entiende. Se trata de un anuncio de un producto para la higiene íntima femenina con el nombre de Chilly. Sí, se pronuncia como el pimiento picante.

 

Hay algo que de primeras chirría. ¿A quién narices se le ha ocurrido que ese nombre se puede asociar con la “frescura”? Sí, la modelo nos enseña un hielo, que es paradigma del frescor… pero chilly? ¿Un pimiento picante? ¿En la zona íntima?

 

Un error. Sí, vale. A mi estos temas me producen sorpresa. Hay montones de personas que tienen en las manos el proyecto antes de que se lleve a cabo… ¿y nadie dice nada? ¿Ninguno se ha dado cuenta?

 

¿Quién se va a comprar algo que se asocia con el mayor de los picores para echárselo por ahí abajo? Yo desde luego no. (Ya me estoy imaginando a la pobre clienta teniendo que llamar a los bomberos porque se le ha incendiado… jajaja… en fin…)

 

Esto es todo por hoy.

Namaste.

 




Estoy leyendo…

abril 2011
L M X J V S D
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 648 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

  • RT @GregorioLuri: "Dios se ríe de los hombres que se quejan de las consecuencias al tiempo que eligen alegremente las causas". - Bossuet 7 hours ago
  • RT @guardian_el_: Me he comprado un robot-aspiradora ('Roomba') y un robot-fregona ('Braava'). Solo quiero encerrarles en la cocina y grita… 7 hours ago
  • RT @franciscapageo: Martina, 5 años : Te han regalado un libro, qué rollo. Marco, 10 años : Eso es porque no sabes leer. He ahí mis sobrin… 7 hours ago

Categorías

Archivos