Archivo para 23 agosto 2011

23
Ago
11

IMM (11)

Os traigo hoy unos pocos libros que tengo desde hace un tiempo pero que se me pasó enseñaros por aquéllo de la falta de tiempo.

Son los siguientes:

¡Libros, libros!

¡Libros, libros!

  • Dios en persona, de Marc-Antoine Mathieu. Una novela gráfica que parte desde el planteamiento de que Dios venga a la Tierra. ¿Cómo reaccionarán unos y otros? ¿Qué ocurrirá con él? Ya os contaré lo que me ha parecido…
  • El arte de volar, de Antonio Altarriba y Kim. Al igual que el anterior, préstamo de Pedro. Guau. No digo más.
  • Vive como puedas, de Joaquín Berges. Pasó algo similar con el de Yoshimoto, que no lo conocía de nada pero de repente en unos pocos días lo vi en diferentes sitios. Qué casualidad, ¿no?

Pues bien, ahora os propongo una pequeña encuesta. ¿Qué libro os gustaría que empezara a leer en cuanto termine el que tengo entre manos? Podéis votar una de estas propuestas, dos de las que os he enseñado hoy y tres del IMM anterior.

  • Recuerdos de un callejón sin salida, de Banana Yoshimoto.
  • Vive como puedas, de Joaquín Berges.
  • Las batallas perdidas, de Eudora Welty.
  • El inicio de la primavera, de Penelope Fitzgerald.
  • La muerte del adversario, de Hans Keilson.

Namaste.

Anuncios
19
Ago
11

Las señoritas de escasos medios, Muriel Spark.

 ¡Hola a todos de nuevo! Tras un paréntesis en el que no he parado de leer pero en el que no he tenido tiempo suficiente como para ponerme a escribir reseñas, vuelvo con la esperanza de recuperar la frecuencia en los posts.

 

Portada de "Las señoritas de escasos medios"

Portada de "Las señoritas de escasos medios"

La novela que os traigo hoy está ambientada en el Londres de la Segunda Guerra Mundial y tiene como protagonistas a un grupo de jóvenes que viven en una residencia.

 

Si miramos con una lupa, fijándonos en todos los detalles, nos encontramos con varios personajes, con características propias y singularidades determinadas. Lo micro son los detalles: cómo ir a la moda en una época complicada, el modo de conocer a pretendientes para marido, su visión del futuro o del pasado…

 

Si, por el contrario, contemplamos el conjunto, se trata de una combinación mucho más compleja que aúna la situación bélica con el modo de aislarse de la tristeza y la soledad; las ganas de sobrevivir con los ánimos diezmados de la escasez, o la perspectiva del pasado y el incierto futuro, la influencia de un momento que supuso un antes y un después en la Historia.

 

Muriel Spark desarrolla una técnica sencilla, en la que de un lado, describe el presente en el club para señoritas y de otro salta temporalmente para mostrarnos algo de lo que ocurre más allá de aquélla época determinada. Con ello consigue dar dinamismo a la novela, mantener con la intriga al lector y conseguir una mayor uniformidad al ver, de un vistazo, quiénes son y cómo serán determinados personajes.

 

Pero Spark no se queda sólo en aparente simplicidad, ya que aunque no existan demasiadas descripciones y sea una novela prácticamente de diálogos, consigue dejar su marca con un rasgo de elegancia que la distingue de otras historias similares. No en vano puede llegar a recordar a Penelope Fitzgerald, autora de La librería, por la sutil mezcla de melancolía y realidad con ironía y sugerentes silencios.

 

Aunque se trate de uno de los referentes de la literatura inglesa de posguerra, a mi entender se trata de una novela de costumbres pura y dura en la que, a pesar de que albergue una doble visión del momento bélico, no se ahonda en la profundidad de los tramas ni de la situación. Es más bien una novela entretenida y elegante, pero sin grandes aspavientos. En cualquier caso, se trata de una lectura agradable y con estilo propio. Y teniendo en cuenta ciertos batacazos recientes, me doy por satisfecha.

 

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • Estilo elegante y delicado.
  • Combina con equilibrio el drama y la ironía.
Contras
  • Podría ahondar más en los personajes y en la trama.

 

Namaste.

08
Ago
11

El ángel perdido, Javier Sierra

Conocí este libro, como ya os conté, al inicio de año, concretamente en enero, cuando acudí a la presentación que organizó el Grupo Planeta.

 

Tras ver la disparidad de opinión entre las reseñas de los blogueros que acudieron a la presentación (mientras que a Goizeder no le gustó, Lady Boheme le otorgaba 4 estrellas en anobii…) me invadió la curiosidad que suele traer el saber que tienes ese mismo libro colocado en la estantería.

 

"El ángel perdido", de Javier Sierra.

"El ángel perdido", de Javier Sierra.

Sin embargo, esa curiosidad se fue diluyendo a lo largo de los meses en pro de otros libros que me atraían más. Fue a raíz de una conversación con Lady, respecto a las lecturas que teníamos pendientes para leer este verano, cuando resurgió la idea original empezar esta novela. Me apetecía cambiar de tercio con una novela de intriga, rápida y movida como ésta. Y en verano, mejor que mejor.

 

Por fin el día comenzó, y me sumergí en el último libro de Javier Sierra.

 

La trama se inicia con el secuestro del marido de la protagonista. A partir de ahí, ella tendrá que conseguir llegar hasta él tratando de sortear los múltiples impedimentos que le pondrán. ¿Y quién pensáis que la persigue? Seguro que la mayoría habéis dado en el clavo. Un compendio de los tópicos de todas las novelas/películas estadounidenses: un grupo salido de quién-sabe-dónde, extraño y misterioso, un par de Agencias estadounidenses con oscuros propósitos…

 

Si me conocéis un poco (y si leéis este blog asiduamente será así) ya supondréis que a partir de ahora comienza el despelleje. No os equivocáis.

 

La novela se articula como muchas de su estilo: intercalando las acciones de varios personajes, lo cual hace que el inicio está equilibrado, en el sentido de que no se hace muy pesado, se van descubriendo los motivos de uno y de otros y se va avanzando rápidamente.

 

El problema lo veo, esencialmente, hacia la mitad del libro, ya que la novela pierde fuelle y aquéllo parece un ir y venir de sitios con gente cuyo propósito aunque se conoce no parece importar demasiado. Dejo a un lado lo creíble o no de la historia, es decir, la intrahistoria de John Dee, el arca de Noé y demás. Al fin y al cabo una novela no es buena o mala por lo creíble que sea. Para eso es ficción.

El asunto es que hay muchas cosas muy trilladas: como el ataque de histeria de la protagonista o las salidas de determinados personajes; pero quizá lo más manido sean los diálogos, que parecen impostados, cortados o pegados de cualquier otra película con acción: la típica conversación con la protagonista porque no se cree algo,

 

En definitiva, para mí a partir de la mitad de la novela perdió interés. No es que me pareciera pesada la historia de lo que van descubriendo, las teorías, no. El punto débil son los personajes. Podemos coger al malo de Indiana Jones y meterlo aquí y cuadraría. Podemos cambiar al protagonista de El código Da Vinci y daría lo mismo. Y esto es porque los personajes son arquetípicos: el malo-malísimo, la pobre protagonista que no sabe de qué va la vaina, el mandamás que hace lo que todos los jefazos hacen… en fin.

 

Os aseguro que poco hacía falta para que me gustara la novela, porque Sierra la vendió muy bien, se documentó, parece un tío majo… esas cosas que se suman a los prejuicios que tenemos los lectores. Sin embargo, no es que no me haya convencido, es que he estado a punto de dejarla porque el cometido principal de una novela de este tipo no lo suple: si no engancha, mal plan.

 

A mi entender, son dos los principales problemas de los que puede adolecer una novela como ésta: la ausencia de intriga y que se vean venir las cosas. Y para mí, esta novela peca de las dos cosas.

En conclusión, si buscáis entretenimiento puro y duro, mejor que escojáis otro libro.

 
FICHA:

Te gustará si te gustó
  • El código Da Vinci, Dan Brown.
Pros
  • Lo mucho que Sierra se ha documentado a la hora de escribir la novela.
  • La edición. Sólo un pero: mancha. Los dedos se quedan negros.
Contras
  • Los diálogos. Muy flojos.
  • No engancha. Además se ven venir las cosas.

 

Namaste.

02
Ago
11

Una habitación en Holanda, Pierre Bergounioux

Lo primero que me llamó la atención de este librito fue el título: ¿Por qué en Holanda y no en otro sitio? Lo que me atrajo fue que en la sinopsis del libro se mencionara a Descartes.

 

Portada de "Una habitación en Holanda", Pierre Bergounioux

Portada de "Una habitación en Holanda", Pierre Bergounioux

Pero… ¿qué es Una habitación en Holanda? Es un librito de apenas 90 páginas que se encuentra a camino entre la biografía y el ensayo, entre la historia y la filosofía, entre la luz y la oscuridad.

 

El autor escoge la Roma imperial como el punto de partida de su digresión, y desde ahí encarará el devenir de la humanidad a través de los grandes acontecimientos y de los grandes filósofos que irán cambiando el mundo poco a poco. Diferentes épocas, distintos países y entornos… pero en todos ellos destacan mentes prodigiosas, espíritus libres que se adelantaron a la visión de su época para cambiar, en mayor o menor medida, el entorno que les rodeaba.

 

Sin embargo, su pregunta final tiene a Descartes como protagonista: ¿por qué el francés tuvo que emigrar a Holanda para escribir su obra maestra? ¿Acaso es que unos países propician el pensamiento en detrimento de otros? Es precisamente ésto lo que nos recuerda el título del libro, el fin que busca el autor.

 

No os voy a negar que este libro me ha dado en mi punto flaco: desde siempre me han gustado los ensayos, pero me echa para atrás la pedantería y la densidad de muchos autores; me interesa la historia pero no me conformo con un mero conjunto de datos, fechas y apellidos. Y este libro ha colmado todo ésto. Se trata de un libro de análisis, pero sin ser pesado, de historia, pero sin caer en lo simple, de filosofía, pero sin caer en el aburrimiento. Así que en conjunto, la obra de Bergounioux es una de esas con las que te reconcilias con el mundo. Una de esas en las que piensas que no todo en el mundo editorial es la lectura fácil, la moda o el fenómeno best-seller, que hay personas, más allá de los números y las estadísticas, que se preocupan por publicar un libro que nunca saldrá en la lista de los más vendidos.

 

Uno de esos libros con los que sonríes mientras lo lees, y que al terminar estás completamente seguro de que difundirás a cualquiera que te quiera escuchar que Bergounioux tiene un estilo equilibrado sin ser simple y analítico sin ser barroco. Pocos pueden decir lo mismo.

 

FICHA:

 

Te gustará si te gustó
Pros
  • El análisis: ni es simple ni aburrido, no peca de pomposo pero tampoco de esquemático.
Contras
  • Que es corto. Pero precisamente por eso no se hace pesado.

 

Ahora sólo me falta que os haya picado la curiosidad para que os animéis a leerlo.

 

Namaste.




Estoy leyendo…

agosto 2011
L M X J V S D
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 648 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos