30
Dic
13

Balance de 2013 (I): abandonos y decepciones


Un año más toca hacer balance de lo que ha ocurrido en este 2013. En este caso, os traigo los abandonos y las decepciones.

  Abandonados

 Al igual que en 2012, he abandonado tan sólo un libro.

  • Trainspotting, Irvine Welsh. Famosísima y mítica película del cine moderno. Animada por la fama de la historia me adentré en una novela simple y llana, escatológica y obscena hasta rallar lo infinito (hay una escena en concreto que, si en la película resulta repugnante, en la descripción de la novela directamente es vomitiva). No me enganchó, tanto que acabé por dejarla a medias y por pasarme a su versión cinematográfica. Ahorré tiempo.

Decepciones

Las decepciones las puedo clasificar en dos grupos: de un lado, las historias de las que esperaba más, mucho más, por opiniones de lectores o por mi propio prejuicio de la historia. De otro, los que directamente me parece una pérdida de tiempo leerlos y que no se merecen el papel sobre el que están impresos.

Despellejes:

  • La reina en el palacio de las corrientes del aire, Stieg Larsson. Es lento, es pesado, el estilo es del tipo indistinto, esto es, el estilo que tienen todos los autores de best-sellers, intercambiable, repetido, vamos, fabricado en masa. Aún así ofrece una historia, por eso lo considero menos malo que los otros dos que vienen a continuación.

  • Verano en English Creek. El libro de las ovejas, como dicen algunos compañeros blogueros. Creo que ya lo dije todo en su momento, pero vuelvo a reiterar que no necesito que me cuenten todo en una historia. No hay nada peor que aburrir a un lector. Aburrirle y hacerle contar ovejas, ver pasar matojos, llegar al punto de ser más interesante ponerte a contar las gotas que va dejando la lluvia en la ventana que seguir por el camino de lágrimas que era el librito en cuestión. Una pesadilla. Llena de ovejas, encima.

  • Metafísica de los tubos, Amélie Nothomb. Nothomb, tiene usted un problema. Le recomiendo que se tome un año sabático y se vaya por ahí a tratar de que le ocurran cosas extrañas (puede probar a desnudarse en público o a subir a una montaña) porque la ficción raya lo absurdo. Se encuentra en el punto exacto en el que uno se hace la pregunta: ¿Pero qué leches se ha tomado para escribir esto? ¿Y quién ha decidido publicárselo? Es un consejo de amiga. Sobre todo porque todos los lectores se acabarán dando cuenta, antes o después, que usted no es la que era. No viva de sus recuerdos. Cree unos nuevos.

Decepciones propiamente dichas:

  •  El gran Gatsby, F.S. Fitzgerald. Un libro famosisímo, que muchos lectores mencionan como su favorito, ¿cómo podía no encantarme? Y es cierto que el estilo del autor es una delicia, tiene fragmentos muy buenos, pero no me ha llegado. No es un libro del que diría hay que leerlo. Esperaba más.
  • Metamaus. Art Spiegelman. Aunque tiene información muy entretenida, se quiere explotar la gallina de los huevos de oro que fue Maus. Cogedlo prestado de la biblioteca, pero no lo compréis. Esto mismo le ocurre a El secreto del mal, de Roberto Bolaño.

Y vosotros, ¿abandonáis libros? ¿Cuáles habéis dejado a medias este año? ¿Os ha decepcionado algún libro?

Namaste.

Anuncios

13 Responses to “Balance de 2013 (I): abandonos y decepciones”


  1. 1 Carme
    30/12/2013 en 19:57

    Me decepcionó El guardián invisible de Dolores Redondo, tan solo tiene el atractivo de que ocurre en Navarra y eso resulta agradable, sobre todo si conoces el lugar, pero el libro es insulso, previsible y tiene gran cantidad de información para el lector que parece de Wikipedia, copia+pega.
    La librería de Penélope Fitzgerald, había leído buenas críticas y esperaba más. Soy un gato de Natsume Soseki, hay quien lo pone como uno de los mejores libros japoneses, a mí me aburrió soberanamente. Operación Dulce de Ian McEwan, totalmente decepcionante. El pantano de la mariposas de Federico Axat, ,e pareció una lectura para adolescentes y El héroe discreto de Vargas Llosa, creo que debería bajarse del pedestal y escribir de nuevo, o dejarlo y pasar a la gloria con lo que ha escrito hasta ahora, pero colocar libros en las librerías porque a la sombra de su nombre se vende todo: no. Un poco de seriedad.

  2. 30/12/2013 en 20:52

    Hace un año exactamente, me compré “Trilogía del vagabundo” de Knut Hamsun. Las dos primeras partes me parecen geniales pero soy incapaz de terminar la tercera. Es como si quisiera terminar la trilogía de cualquier forma. Tengo aparcada la tercera parte.

  3. 30/12/2013 en 21:22

    He abandonado Perfiles, de Woody Allen. Y me molestó porque pensaba que me iba a gustar mucho.

    Este año he tenido suerte y no he tenido grandes chascos lectores. Pero el libro de las ovejas, como tú lo llamas y con razón porque hay millones de ovejas, me gustó mucho. Y es curioso porque he leído muchas reseñas de gente a la que resultó aburridísimo. Para gustos…no sé, yo me metí plenamente en el ambiente de la novela y me lo leí rapidísimo.

  4. 30/12/2013 en 22:13

    Este año no he tenido ningún abandono. En cuanto a decepciones, destacaría “Olvidado Rey Gudú”, de Ana María Matute; “En busca del unicornio”, de Juan Eslava Galán; “El invierno en Lisboa” de Antonio Muñoz Molina; y “Relato de Arthur Gordon Pym”, de Edgar Allan Poe, por tener grandes esperanzas con ellos y resultarme sumamente aburridos al final. Pero, en líneas generales, he tenido un muy buen año de lecturas.

  5. 30/12/2013 en 22:23

    Este año he preferido omitir mis decepciones, porque, según, mis cálculos, he dejado más libros a medias que en 2012. De todos modos, no hay coincidencias. A ver cuándo publiques la entrada de mejores lecturas. Ten un feliz 2014 🙂 un beso,

  6. 30/12/2013 en 23:40

    Me ha decepcionado mucho “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, y además lo tengo muy reciente. ¿Alguien se cree la historia de amor? Yo, en absoluto. ¡Puro márketing!

  7. 01/01/2014 en 15:49

    Coincido con tu apreciación sobre Metafísica de los tubos, Amélie Nothomb en general es una autora que me aburre muchísimo. Tengo un defecto como lectora y es que pocas veces me atrevo a dejar sin terminar un libro, es una especie de tic. Hace poco quería leer algo ligero y entretenido y elegí La gran pesquisa de Tom Sharpe, que aunque cumple todos los requisitos del género, da una pesada sensación de dejá vi, olvidable en cuanto se cierra.

  8. 01/01/2014 en 23:40

    “Trainspotting”, no tenía idea de que fuera un libro. Vi la película y, aunque no me acuerde mucho, se que me gustó -aunque es bastante rara-. De todas formas tengo curiosidad, a pesar de lo mal que lo pones.
    Con Stieg Larsson tuve la misma sensación, con los dos últimos de la trilogía. Mucho relleno y poca chicha. Pero no me arrepiento de haberlos leído, en general me ha gustado la trama.

    Yo este año habré dejado a medias un par, o tres, de libros. Uno de ellos tengo pensado retomarlo, los otros dos no los tocaría ni con un palo.

  9. 9 Isi
    02/01/2014 en 05:59

    Pobre English Creek!!
    De Irvine Welsh leí un libro una vez y supe que jamás volvería a leer algo suyo… Era tan absurdo a la par que desagradable…

  10. 02/01/2014 en 20:50

    ¡Yo tampoco pude con Trainspotting! La pelicula me gustó muchísimo y por eso decidí leerme el libro pero se me hizo intragable.

    El gran Gatsby me encanta, pero ¿que voy a decir? Soy incondicional de Fitzgerald así que objetividad cero xD

  11. 04/01/2014 en 09:05

    Así que el libro de las ovejas ;¡muy bueno! A mi me gustó mucho . Abandonos tuve unos cuantos en parte porque no me convencían los libros y en parte por mi estado de ánimo al leerlos pero creo que la gran decepción fue La bibliotecaria de Auschiwtz. Me pareció una novela completamente fallida.

  12. 17/01/2014 en 19:17

    Metafísica de los tubos. Tomo nota, pudiera haber picado con este.

  13. 13 lahierbaroja
    19/01/2014 en 20:43

    Carme: aunque no te haya entusiasmado mucho “La librería”, te aconsejo que leas “El inicio de la primavera”. Es una autora muy buena, en perspectiva, el libro que menos me ha gustado de los que he leído ha sido precisamente “La librería”.

    Ya sabes cómo son las editoriales: cuando se le otorga un premio a alguien lo exprimen como si se tratara de la gallina de los huevos de oro. Vargas Llosa tiene grandes libros, pero si le fuerzan a hacer uno con tiempo determinado y tal, salen obras que no convencen. Normal.

    “Soy un gato” no me atrae precisamente porque leí el Genji Monogatari y me pareció muy pesado. Aunque bien es cierto que no he leído nada de Soseki, sólo son prejuicios construidos en opiniones de otros lectores.

    Alan: fíjate que no me suena de nada ni el libro ni el autor. ¿De qué trata?

    Bichejo: con ese libro en concreto me ha pasado lo que comentas: he visto valoraciones de 0 y de 10. No sé, supongo que depende del lector.

    Relatos Magar: ¡Me matas con incluir como decepcionante el de Matute! ¡Que lo quiero leer porque he oído buenas críticas! ¡Y eso que es un libro gigante! 😮 Al final es lo que comentamos siempre sobre las expectativas: es mejor sorprenderse con un libro que pensar que es de 10 y no pase de 7. No es que sea malo, pero no es sobresaliente.

    Offuscatio: cada año es un mundo. Yo de momento tengo los mismos abandonos año tras año, no sé si es que ahora tengo más información o voy más sobre seguro, pero no suelo abandonar demasiados.

    Halcombe: ¡no lo he leído! Y fíjate que como está por todos los sitios lo tuve el otro día en la mano. ¡Y sólo he visto críticas positivas! Me alegra saber que no es oro todo lo que reluce.

    Sonia: siempre digo que lo peor para un libro es no ser recordado. Es decir, que si un libro te encanta lo recuerdas, y si un libro te decepciona mucho, también. Pero, ¿y esos que se quedan en el medio grisáceo? ¿Qué hay de aquéllos que pasados un año no sabríamos decir de qué tratan? Esos son los que tienen un problema…

    Bea: pues sí, “Trainspotting” es un libro. No muy largo, por si te quieres animar. Está claro que lo de abandonar libros no significa que sea para siempre (por lo menos alguno en concreto). Pero pasarlo mal por un libro es contraproducente. Aunque aún no he podido eliminar la mala sensación que se me queda cuando abandono uno…

    Isi: creo que es algo común en los libros de Welsh. Una “novedosa” forma de ser original a la par que poner al lector al punto del vómito. Para eso, me quedo con las películas. Aunque tengo que reconocer que unos cuantos pasajes no se me olvidarán por el mal cuerpo que me dejaron (algo que no ha conseguido “Verano en English Creek”, que pasará al olvido) 🙂

    Paula: en comparación la película es mejor que el libro. Aunque sea desagradable, que también.

    No me convenció “El gran Gatsby”, ya ves, la “gran novela norteamericana” me echa un poco para atrás…

    Lammermoor: sí, leí en tu blog que te había gustado el de Doig (soy de las que se pasan aunque rara vez comente).

    Fíjate que de “La bibliotecaria…” había leído buenas opiniones. En fin.

    Icíar: yo tengo la sensación de que ya no vuelvo a picar con Nothomb, que ya he leído bastante de ella y no quiero más, porque aunque las primeras novelas que leí me gustaron mucho, desde entonces va de capa caída, por lo menos de acuerdo a mis gustos. Y como ya le he dado demasiadas oportunidades va siendo hora de pasar a otra cosa. Que autores hay muchos y tiempo escaso.

    Muchas gracias a todos por pasaros a comentar. ¡Os deseo un 2014 lleno de buenas lecturas!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 659 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: