08
Mar
14

Autores base


Es curioso cómo nos vienen ligados los recuerdos. Era verano. Uno de esos períodos en los que se aprovecha para irse a la playa a tratar de coger algo de calor. En el momento de hacer la maleta escogí varios libros, creo recordar que cuatro. Cuatro libros que rondaban por mi casa, un par que había escogido de la biblioteca, todo aleatorio. A los dos días había terminado dos de ellos, y cuando empecé a leer el tercero resultó que era demasiado lento, o no me gustaba o no me convencía, qué sé yo. Decidí pasar al siguiente: me pasó lo mismo. Me quedé noqueada. De los libros que llevaba ninguno me satisfacía. ¿Qué hacer? ¿En qué libro invertir las múltiples horas que me quedaban en la arena de la playa? Me encontraba con la disyuntiva de continuar leyendo algo que no me gustaba o bien adquirir algún otro libro nuevo.

Después de eso creé mentalmente el término autores base. ¿Y eso qué es? Pues los autores a los que aferrarse, a los que volvemos, bien porque nos gusta cómo escriben, bien nos interesa lo que escriben o bien porque somos fanáticos de su obra. Son autores asidero: a aquéllos a los que recurrir cuando uno no sabe qué leer, cuando se duda, cuando se quiere acertar.

Son valores fijos, autores que nos sostienen: a los que recurrimos cuando queremos estar seguros de que nos va a gustar el libro: quizá como yo, en épocas en las que tenemos más tiempo para leer, o quizá simplemente en épocas en las que leemos poco o cuando llevamos una serie de libros poco llamativos, autores que resultan un pilar, una seguridad para el lector, un refugio entre tanta novedad y tantos autores “indispensables”. Son los que en cuanto vemos su nombre en la estantería los cogemos, los compramos y los tenemos cerca. Son familia.

Decidí que desde ese momento y para períodos vacacionales no me faltaría algún título de los que considero indispensables.

Como en todo, los que anteriormente eran autores base ahora han dejado de serlo. Recuerdo una época en la que recurría a Paul Auster, o a Stephen King o a Umberto Eco. Posteriormente, con unos me cansé (por ejemplo con King, tras encadenar varios libros que no me gustaron). Con otros me pareció que perdió la chispa (Auster) o que directamente se le había ido la olla chispa (Eco, algo que ya conté aquí) y comenzaron a llegar otra ola de autores base, a los que recurro cuando me veo perdida entre tanta novedad, entre tanto autor clave en su generación, cuando me agotan determinados libros o cuando quiero volver a ese universo que crean.

¿Y cuáles son mis autores base actuales? El primero que me viene a la mente es Roberto Bolaño. Porque aunque la editorial trate de publicar hasta el listado de su agenda telefónica, siempre es interesante y siempre hay una chispa, un capítulo, un párrafo, una línea, que me reconcilian con el mundo editor.

La siguiente que me viene a la mente es Almudena Grandes. Por costumbre, porque he leído prácticamente todo lo que ha sacado (exceptuando Las edades de Lulú), porque es familia, tengo sus libros y los regalo. Es la Grandes. Y a la Grandes la leo.

García Márquez también está en mi lista. Aunque hace mucho que no lo leo, aunque vaya relegándolo al final con todos aquéllos: dentro de poco leeré… aunque vaya viendo cómo se cuelan Carlos Fuentes, Sergio Pitol y Vargas Llosa. Está ahí. Y es que no hacen falta más motivos. Escribió Cien años de soledad y por eso se ha ganado un lugar en mi mente. Siempre.

Orwell es otro más de mis autores base. Lo mismo te monta una granja que construye un Gran Hermano. Da gusto leerle, aunque hable de una guerra.

Los recientes son, principalmente, dos: Penelope Fitzgerald, que se ganó su puesto a base de palabra elegante con El inicio de la primavera (qué preciosidad de libro, porfavor), y después se coronó como la inglesa que escribe de quién sabe dónde (lo mismo Rusia que Italia) y lo hace bien. The queen.

El otro es, ya lo habréis adivinado, Mircea Cărtărescu, indefinible señor de negro venido de la tierra de Drácula. Uno de esos autores que te deja con la boca abierta y el corazón encogido.

Así que ahora, que estoy leyendo Las tres bodas de Manolita, el último libro de Almudena Grandes y que tengo en la estantería, mirando de reojo, Las bellas extranjeras de Cărtărescu, soy feliz.

Y para vosotros, ¿cuáles son vuestros autores base?

Namaste.

Anuncios

9 Responses to “Autores base”


  1. 08/03/2014 en 13:06

    Los míos son Virginia Woolf o Scott Fitzgerald, siempre me apetece leer o releer un libro de ellos. Auster también fue un autor base hace unos cuantos años pero un día dejé de seguirle la pista.

  2. 08/03/2014 en 22:41

    Pues no sé si tengo autores base (¿quizá Bill Bryson?), pero comento para decirte que me ha encantado tu entrada. 🙂

  3. 09/03/2014 en 19:58

    Yo aún no los tengo bien definidos, voy probando, de momento King me viene bien -aunque veo que has prescindido de él-, también Jane Austen.

  4. 09/03/2014 en 21:10

    Me resulta difícil hablar de autores base, no porque no tenga, sino por todo lo contrario, porque tengo muchos (Almudena Grandes mismamente), de Cărtărescu sólo he leído “El ruletista”, pero también lo metería en ese grupo de autores. Es que tengo varios de los que he leído bastante de su obra y otros que sólo con un libro ya me vale para que sean autores de referencia.

    Me llevo anotado “El inicio de la primavera”, que no me he estrenado con esta autora y promete 😉

    Besos y gracias!

  5. 09/03/2014 en 22:47

    Truman Capote, Cortázar, Borges, García Márquez, Virginia Wolf. Cărtărescu se está metiendo en el pelotón de cabeza. No me puedo creer que no te haya leido Las edades de Lulú, es buenísimo, con esa sensación de bajada al infierno voluntaria.
    Un anrazo,
    Sonia

  6. 6 La Estupenda
    09/03/2014 en 23:12

    Los míos son Camilla Lackberg y Stephen King porque ya me he leído todos los de Noah Gordon y no me gusta releer.

    kiss

  7. 7 borjarivero
    10/03/2014 en 21:53

    Yo tengo una tríada de franceses: Camus, Blanchot y Michon, sobre todo Michon, mi autor fetiche, al que he dedicado más horas de lo cabalmente necesario, donde desemboco incluso en mis estudios de filosofía, para mí Pierre Michon es una obsesión. Después dos alemanes, destacando el primero: Peter Handke y Milan Kundera. ¿Has leido “la mujer zurda”? es una triste delicia. Más… dos españoles, y los dos poetas: Lorca y Gil de Biedma.
    Y siempre está por ahí rodando En busca del tiempo perdido, que leo a sorbos desde hace ya años, no sé si por medio a terminarlo o por no querer empacharme.

    Un saludo,

    B.

  8. 8 Isi
    19/03/2014 en 12:05

    Sí, a veces hay que ir a lo seguro.
    Coincidimos con Almudena Grandes, que me encanta, pero no con García Márquez (de momento, jiji).
    Yo tengo a otra segura: Rosamunde Pilcher.
    Y poco a poco iremos descubriendo más 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

marzo 2014
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 649 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: