14
Mar
14

Una biblioteca de verano, Mary Ann Clark Bremer


Año 1946. La Segunda Guerra Mundial acaba de terminar. Aún se sienten sus efectos en un continente que trata de recuperarse de la contienda. Mary Ann Clarck Bremer acaba de perder a sus padres en el ataque a un submarino en el que se trasladaban los tres. A los pocos meses, Mary Ann pierde a su tío. Herida y sola, la autora trata de recuperarse en la casa veraniega de la familia. De repente, se siente con la responsabilidad de convertirse en bibliotecaria accidental, con objeto de mantener un servicio dañado por los alemanes en la guerra.

Una biblioteca de verano revelada 2Este es el punto de partida de un librito mínimo, exiguo, de los que podrían pasar desapercibidos. Y sin embargo, esconde mucho más de lo que parece. Porque no es sólo una historia de la pérdida y del dolor, de la tristeza y la soledad, sino del camino a tomar cuando todo parece perdido, cómo superar el sufrimiento y la angustia a través de los libros, del amor por una literatura que se convierte en lo más tangible que se puede tener.

La historia parece tan exagerada, tan extrema, que el lector no puede sino quedar noqueado al comenzar a leer una autobiografía, una parte de la historia de la autora. Precisamente porque es real no necesita acudir a la sensiblería o a la compasión, sino que se mantiene en la cruda realidad a la que necesariamente ha de enfrentarse su protagonista.

Es una historia tan breve y corta que sabe a poco. No sólo porque consigue trasmitir una soledad aplastante y una tristeza incrustada en los huesos, sino porque además la historia está plagada de referencias y citas literarias que enriquecen el texto: una pequeña muestra suficiente como para comprobar el modo en el que la literatura se convirtió en una compañera fiel para la autora, en la excusa para convertirse parte fundamental de un pueblo que trata de seguir adelante, en la referencia para los vecinos que acudían a tomar prestado un libro.

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • Múltiples referencias literarias.
  • El modo de tratar la tristeza de la forma más real posible: sin compasión ni exageraciones innecesarias.
Contras
  • Se queda corto. Dan ganas de buscar otras obras autobiográficas de la autora.

Namaste.

Anuncios

13 Responses to “Una biblioteca de verano, Mary Ann Clark Bremer”


  1. 15/03/2014 en 11:12

    Un libro magnífico en verdad. Muy agradable y del que sacas además unas cuantas lecturas. Sabe a poco, efectivamente, pero hay más, de hecho Periférica ya ha sacado “Cuando acabe el invierno”, y supongo que irá sacando mas libros de Mary Ann, que publico estas memorias así como por fascículos (y creo recordar que con seudónimo).

    Besos!

  2. 15/03/2014 en 12:55

    No lo conocía , probablemente como dices me ha pasado desapercibido. Me lo apunto

  3. 16/03/2014 en 13:06

    No lo conocía pero me llama mucho la atención. Me gustan esos libros que tratan sobre el amor a la literatura y los que son capaces de transmitir mucho en tan poco. Apuntado queda!

    Besos!

  4. 16/03/2014 en 20:22

    Muy buena forma de describirlo. Eso mismo me dijo el librero – que me iba a saber a poco- cuando le pregunté si merecía la pena. Y además me hizo pensar, si como la prota tuviera que recomendar algún libro a mis concejales ¿cual sería?

  5. 17/03/2014 en 12:50

    Va directo a mi lista de pendientes. Me suele gustar este tipo de libros, y este no creo que vaya a ser una excepción. Si lo único malo es que se queda corto, no hay mejor noticia.

  6. 6 Isi
    19/03/2014 en 11:56

    No lo conocía. Lo quiero.
    Una pena que se quede uno con ganas de más.

  7. 7 lahierbaroja
    24/03/2014 en 11:53

    Ann: eso he leído también. Parece ser que hay otros dos también autobiográficos. Me alegra ver que coincidimos en la apreciación. 🙂

    Queestasleyendo: yo no lo conocía hasta que me lo prestaron. Antes lo había visto de refilón en alguna librería, pero no tenía referencias.

    Paula: nos pasa a todos. “84 Charing Cross Road”, por ejemplo, es otro del estilo. Pero este… sólo con la historia de la autora ya podría escribir un montón de libros. Sin embargo la mezcla es lo realmente original: el amor por los libros, la tristeza y la soledad… el ambiente.

    Lammermoor: es una muestra, una pequeña luz de algo que podría ser mucho más grande. Y la historia es alucinante. Y real, que es lo más llamativo.

    Bea: te va a gustar, ya te lo adelanto. Si tuviera 150 páginas más lo mismo también se quedaba corto. Vamos, que así da gusto leer libros.

    Isi: no te preocupes que la editorial acaba de sacar otros dos de la autora, así que siempre podremos recurrir a ellos. ¿Qué tendrán los libros que hablan sobre libros que nos atraen tanto?

  8. 8 Filias
    24/04/2014 en 22:51

    Acabo de terminar “Cuando termine el invierno”, de la misma autora, y te lo recomiendo sin duda. Es toda una delicia.
    Abrazos

  9. 27/04/2014 en 12:49

    No lo conocía y me llama mucho mucho la atención.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

marzo 2014
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 656 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: