20
Jun
14

Máscara, Stanislaw Lem


Tengo que reconocer que yo era de las que pensaba que por definición un relato necesariamente ha de resultar más liviano, menos denso y más rápido en la lectura que una novela. Simplemente por una cuestión de longitud, ya que en pocas páginas no se puede llegar a un nivel de profundidad como en el de una novela larga.

Después llegó Lem y desbarató esa teoría.

Empecé Máscara con el convencimiento de que lo leería en un corto período de tiempo, de que leería cuando quisiera evitar otras lecturas más lentas. Enseguida me di cuenta de que me equivocaba completamente.

En primer lugar porque el comienzo es un poco lento hasta que nos familiarizamos con el estilo del autor. La rata en el laberinto, el relato con el que abre esta edición, resulta algo extraño. Sin embargo, cuando llegué al tercero El amigo, toqué un punto de inflexión. Pude conectar mejor con la trama y con la historia en sí, con esos personajes obsesionados con un aparato inquietante. Se hace más amable por los diálogos y los silencios entre los protagonistas.

Como bien se adelanta en la introducción, los relatos difieren mucho entre sí. Sin embargo, algo tienen en común: la ciencia-ficción. Una ciencia pura, que en muchos de ellos resulta ardua y compleja, pero absolutamente matemática. Sorprende encontrar a un autor que pueda hablar de temas tan complejos desde un punto de vista literario sin ese punto de vista didáctico que abunda en otros escritos.

Absolutamente inteligente y analítico, el autor polaco describe y detalla, analiza y califica. Lo hace de un modo apabullante y exacto, elige la palabra justa en el momento oportuno. Es una de esas lecturas que hay que ver en perspectiva, porque resulta como un cuadro del impresionismo. De cerca son pinceladas y esbozos, adjetivos y adverbios, pero conforme nos vamos alejando apreciamos la tupida red de un universo complejo, en el que cabe de todo, desde la explicación científica hasta la sátira o el humor que roza lo absurdo. Hay filosofía, hay seres de otro mundo, hay tantas cosas que uno tiene la sensación de que con esta obra es necesaria una relectura, una pausada, absorbiendo cada palabra, recreándose en cada frase. Porque Lem es un escritor inteligentísimo, de los que no dejan nada al azar, de los que trillan su obra hasta que queda lo más pura posible. Y eso se nota y puede resultar demasiado. Tan puro que corta, como cuando uno toma una bocanada de aire en una montaña. Tan puro que cuesta respirar.

No es una lectura fácil, pero sí que es de esas lecturas que calan. A fin de cuentas no hace más falta que abrir una página al azar y encontrarse con este diálogo correspondiente al relato El martillo:

  • ¿Cuál es tu recuerdo más remoto?
  • De la infancia, ¿verdad?
  • No, en serio. Di
  • No puedo decírtelo.
  • ¿Otra vez quieres hacerte el misterioso?
  • No. Antes de que me llenaran con un contenido lingüístico, antes de que me atiborraran con diccionarios, gramáticas, bibliotecas, yo ya era operativo. En cuanto al contenido, estaba vacío y resultaba completamente “inhumano”, pero me sometieron a diversas pruebas, lo que llamaron “el arranque eléctrico”. Estos son mis recuerdos más remotos, pero no hay palabras para describirlos.
  • ¿Sentías algo?
  • Sí.
  • ¿Podías oler? ¿Ver, quizás?
  • Por supuesto, pero no de forma conceptual. Era como si hiciera cosas por hacerlas, pero sin que ello perjudicase la riqueza y belleza de mis experiencias sensoriales. De vez en cuando, procuro regresar a aquellas sensaciones, aunque cada vez me resulta más difícil. Entonces me sentía grande. Ahora, en cambio, no. Me llenaba un único y pequeño afán, un impulso que se extendía desde mí y a mí regresaba por medio de infinitas variaciones, y podía hacer lo que quisiera con él. Me encantaría explicártelo, si fuera posible. ¿Has visto a las libélulas dar vueltas bajo el sol, por encima del agua?

FICHA:

Te gustará si te gustó

  • Lolita, Vladimir Navokov. (No por el tema sino por el estilo del autor)

Pros

  • El uso de cada palabra.

  • Lo inmenso del universo que crea. La variedad de temas.

Contras

  • Denso, sobre todo al principio.

Namaste.

Anuncios

6 Responses to “Máscara, Stanislaw Lem”


  1. 21/06/2014 en 04:18

    De alguna forma en algún momento, intentamos desprendernos de lo que somos porque lo que somos está unido a lo que no somos, un vagar alrededor de la luz de nuestra humanidad y nuestra divinidad, es lo que percibo de esta última imagen que nos dejas… buena nota para reflexión, gracias.

  2. 21/06/2014 en 12:31

    😀 Hace tiempo que aprendí que los relatos pueden contener mucha más “sustancia” que una novela. Por eso nunca renuncio a ellos, me atrae mucho esa habilidad de contar mucho en tan poco. Me pasó lo que tu cuentas con “El ruletista” o “El niño perdido”, que pensé que leería rápido preo están tan bien escritos, tienen tanto contenido que los lees despacio, paladeándolos. El extracto de conversación que pones creo que es un buen punto de partida para hacerse a la idea de qué esperar en esta lectura. Tengo varios del autor pendientes, “Máscara” entre ellos (malditos pendientes, me da miedo mirar la lista…)

    Besos

  3. 21/06/2014 en 16:47

    Suena denso, densísimo. ¿O será el verano que me frivoliza? Es de las portadas más bonitas que he visto. ¿Lo ves? Pura frivolidad. Lo intentaré cuando vuelva a mi sser.
    Un abrazo,
    Sonia

  4. 23/06/2014 en 23:37

    ¡Hola! Interesante reflexión sobre los relatos con relación a la novela. A mí me parece que, precisamente por su brevedad, han de ser intensos, porque hay mucho que condensar en muy poco espacio: personalmente me parece un género dificilísimo.

    Y con respecto a este de Lem en concreto, tiene una pinta excelente: ese diálogo que citas pone los pelos de punta. Y, mira, me has hecho recordar que tengo una copia de Solaris por alguna parte, esperando pacientemente que lo lea ;).

    PD: Por cierto, la portada es preciosa, de Impedimenta tenía que ser.

  5. 5 lahierbaroja
    29/06/2014 en 20:25

    Mariapanama: gracias por comentar y por pasarte. Me alegro que te haya gustado la entrada. 🙂

    Ana: he seleccionado ese diálogo pero podría poner muchos fragmentos más, porque si por algo se caracteriza “Máscara” es por estar muy bien escrito.

    Está claro que el universo de los relatos es un mundo por descubrir que sólo nos da alegrías. 🙂

    ¡Malditos cientos de miles de pendientes!

    Sonia: la portada es maravillosa. Sólo por ella merece la pena hacerle un hueco en nuestra estantería.

    Es muy denso, quizá para el verano no sea lo más indicado. Aunque depende, hay personas que prefieren lo denso ahora que hay más tiempo para leer.

    Marsar2: coincidimos en la apreciación. Debe de ser más complicado escribir un relato dado que hay que sacudir al lector en menos páginas, sin posibilidad de utilizar otros recursos que sí que permite una novela más larga.

    Hablan muy bien de Solaris, yo lo tengo pendiente, otro al que quiero hincarle el diente.

    ¡Es tan obvio que Impedimenta hacer unas portadas preciosas que por no repetirme ni lo he comentado!

  6. 10/07/2014 en 18:32

    Buenas!

    Lo tengo en reserva desde hace un tiempo, pero tras leer tu reseña creo que debo esperar al momento justo. Creo que lo disfrutaré este verano, pero necesito una época algo más tranquila para asimilarlo completamente.

    Por lo que comentas podría ser del estilo de “Jagannath” de Karin Tidbeck, aunque el nexo común de los relatos es aquí la fantasía y no la ciencia-ficción. Para mi fue una gran revelación (te adjunto mi reseña http://desdeotranto.blogspot.com.es/2014/04/jagannath.html).

    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

junio 2014
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 601 seguidores

Página de Facebook

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: