Archive for the 'Libros basura' Category

08
Nov
10

Fin, David Monteagudo

 

Comencé a leer este libro por un simple motivo: necesitaba un libro con el título de tres caracteres para el Reto. De los que estuve viendo con tres caracteres, este parecía el mejor, ya que tanto la crítica como muchos lectores lo habían calificado como un gran descubrimiento.

 

La trama es la siguiente: un grupo de cuarentones se reúnen 25 años después en una cabaña de la montaña para rememorar aquél momento. Desde el principio, sabemos que hay un secreto que todos tratan de encubrir.

A partir de ahí comienza una historia medio de ciencia ficción medio “análisis de las generaciones” donde destacan varios personajes: de un lado están la mayoría, que son estúpidos, banales e inaguantables (los hombres, calvos, fanfarrones y perdedores, las mujeres, gordas, superficiales y amargadas), donde las excepciones son dos: una escort que es guapa, lista, joven y superdelgada y un gay que aunque está solo en la vida, es el único medio inteligente y soportable. Vamos, que los personajes parecen sacados de la serie española Los Serrano, con Belén Rueda al frente en el papel de la escort.

 

Los diálogos son repetitivos, manidos y vacíos como una película mala en la que el lector es capaz de prever lo que se va a decir a continuación. La trama es cortada y pegada de una de las mejores novelas de una escritora que me gusta mucho. En cuanto vi el principio de ésto, ya fue todo previsible.

El estilo de Monteagudo es tan de estar por casa, tan televisivo, que incluso incluye alguna de las frases de José Mota. Quizá lo mejor de esto sea que por esa misma razón, es muy fácil leer una página tras otra.

 

Y luego está el final. O no me enteré o no tiene ningún tipo de sentido, parece que el escritor no tenía ideas de cómo acabar la trama pantanosa donde se había metido y lo solucionó como bien pudo, de una forma rápida, sin sentido y que no complace a nadie.

 

Pensando lo que he sentido al leer este libro es una cosa: vergüenza ajena. Vergüenza de que un escritor pueda escribir así, y lo que es peor, que alguien le publique esta novela y le dé esperanzas de escribir más en un futuro. Vergüenza de que un grupo de teóricamente expertos, digan que Fin es de lo mejor que se ha publicado últimamente. Vergüenza que se dedique tanto dinero, tantas campañas de publicidad y tanto tiempo en promocionar un libro que no vale ni el papel sobre el que está impreso.

 

En muchos de los artículos que he leído se ponía de relieve el valor que tiene el publicar la primera novela por una persona ajena al mundo de la literatura, como lo es el escritor, y muchos artículos destacan que tiene cuarenta años y que trabaja en una fábrica de cartón. ¿Y? (decía este blog), y me uno a su opinión. ¿Y qué? ¿Como es su primera novela y trabaja en una fábrica ya tiene que ser mejor que otros escritores que se dedican puramente a ello? ¿Le da más valor a su escrito? ¿Merece más compasión por mi parte que la bazofia de libro de Katherine Neville?

 

Desde mi punto de vista, no. O no al menos si sólo tenemos en cuenta el aspecto literario. ¿Que es complicado que te publiquen una novela? Sí. ¿Que tiene mérito escribir una a los cuarenta y conseguir éxito? Sí. Pero, ¿significa por eso que per se la novela ya tiene más valor que otras? Pues para mí, no. Y por eso está en la categoría de libros basura, junto a El fuego.

 

Así que mi consejo es que no lo leáis, que no lo regaléis, que ni siquiera penséis en leerlo. Es simplemente una tomadura de pelo.

 

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • Se lee rápido, así que la tortura no es demasiado larga.
Contras
  • El estilo del lector. Los diálogos.
  • La trama y el final.

Namaste.

06
Oct
10

El fuego, Katherine Neville.

Hoy os traigo mi primer abandono de este año.

Conocí a la autora con El ocho, una novela que mezclaba la Revolución Francesa con el mundo actual creando una atmósfera de intriga y misterio. Un best-seller puro y duro con el que pasé momentos entretenidos.

Posteriormente leí El círculo mágico, un libro que no me apasionó pero que al menos me pareció ameno. El argumento era más flojo, había alguna cosa cogida con pinzas, pero bueno, pasaba la criba.

Y ahora me toca lo que me ha parecido El fuego.

La historia es la misma que la de El ocho: hay un ajedrez que da un gran poder a cualquiera que junte todas sus piezas.

Esta segunda parte sigue el sistema de la división temporal: de un lado tenemos una parte de la acción situada en el Marruecos de 1822, y de otro, la protagonista en la época actual.

A partir de aquí os voy a comentar las razones por las que no me ha gustado:

1. Las comparaciones propias de las películas de la tarde de los sábados de Antena 3. Como muestra, un botón:

Créeme, este tipo está tan cañón que el humo le sale por la nariz. Y por el humo se sabe dónde está el fuego.

O la siguiente:

Las ideas también me bullían bastante, pero en lugar de aclarar nada en mi caldero mental, el hervor únicamente parecía haberlas cuajado en una masa informe en el fondo de la olla.

2. Los personajes, simples, planos, prácticamente sin formar. Eso y que a alguno directamente no lo aguantaba.

3. La parte marroquí se hace muy densa, pesada y aburrida. Pasan pocas cosas y las que pasan se ven venir de lejos.

4. Los misterios, las adivinanzas y otros tipo de descubrimientos que van dando pistas son todos cogidos por pinzas, prácticamente irreales, increíbles. Absurdos. ¿Quién se cree que en un restaurante tenga que estar una persona 24 horas/día para que no se apague el fuego de la lumbre? ¿Conocéis a alguien que se dedique a eso? ¿Y que la comida salga mala si no se hace de ese modo?

5. Las recursos fáciles: mencionar que un personaje terciario perdió a un ser querido en el 11S no deja de ser una técnica muy simple para atraer la atención del lector. Fácil y mala. Desgraciadamente los yankees recurren demasiado a este tipo de técnicas.

Llegados a este punto, me reía por no llorar, iba saltando algunos párrafos, pero me tomaba la novela como lo que creía que era: algo que te da risa, poco serio. Albergaba la esperanza de que la emoción, la intriga o algo parecido empezara en algún momento del libro.

Sin embargo, esa sensación se desvaneció cuando leí las ideas políticas de un personaje vasco-afrancesado que sale en la novela. Me explico: cada cual que tenga las ideas que quiera. Si un libro serio plantea determinadas ideas, no hay problema. Pero hay por cosas por las que no paso. No paso porque un libro de estas características, en el que la autora ni siquiera ha sido capaz de desarrollar una historia con sentido, intriga y acción, planee como únicas y válidas determinadas ideas políticas. Desde mi punto de vista, la autora se mete en camisas de once varas con el único fin de hacerse la interesante y la culta, la conocedora de todas las realidades políticas de los países del mundo, como buena estadounidense que es.

Desde ese momento, mi concepción del libro varió. Lo leía enfadada. Y aunque no me gusta abandonar libros, decidí que no merecía la pena continuar con él. Ya había aguantado la mitad, así que mi tiempo vale más que ese librucho.

Así que esta vez lo digo con todas las letras: evitadlo como lo haríais con la peste.

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • El laberinto de la rosa, Titania Hardie.
Pros
  • Con mi reseña no tendréis que pasar el mal trago de leerlo.
  • ¡Hola Saúl! (sé que sólo lees el cuadro)
Contras
  • Las descripciones, los personajes y la absurda trama.
  • La traducción se podría mejorar.

Namaste.




Estoy leyendo…

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 644 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos