08
Ago
11

El ángel perdido, Javier Sierra


Conocí este libro, como ya os conté, al inicio de año, concretamente en enero, cuando acudí a la presentación que organizó el Grupo Planeta.

 

Tras ver la disparidad de opinión entre las reseñas de los blogueros que acudieron a la presentación (mientras que a Goizeder no le gustó, Lady Boheme le otorgaba 4 estrellas en anobii…) me invadió la curiosidad que suele traer el saber que tienes ese mismo libro colocado en la estantería.

 

"El ángel perdido", de Javier Sierra.

"El ángel perdido", de Javier Sierra.

Sin embargo, esa curiosidad se fue diluyendo a lo largo de los meses en pro de otros libros que me atraían más. Fue a raíz de una conversación con Lady, respecto a las lecturas que teníamos pendientes para leer este verano, cuando resurgió la idea original empezar esta novela. Me apetecía cambiar de tercio con una novela de intriga, rápida y movida como ésta. Y en verano, mejor que mejor.

 

Por fin el día comenzó, y me sumergí en el último libro de Javier Sierra.

 

La trama se inicia con el secuestro del marido de la protagonista. A partir de ahí, ella tendrá que conseguir llegar hasta él tratando de sortear los múltiples impedimentos que le pondrán. ¿Y quién pensáis que la persigue? Seguro que la mayoría habéis dado en el clavo. Un compendio de los tópicos de todas las novelas/películas estadounidenses: un grupo salido de quién-sabe-dónde, extraño y misterioso, un par de Agencias estadounidenses con oscuros propósitos…

 

Si me conocéis un poco (y si leéis este blog asiduamente será así) ya supondréis que a partir de ahora comienza el despelleje. No os equivocáis.

 

La novela se articula como muchas de su estilo: intercalando las acciones de varios personajes, lo cual hace que el inicio está equilibrado, en el sentido de que no se hace muy pesado, se van descubriendo los motivos de uno y de otros y se va avanzando rápidamente.

 

El problema lo veo, esencialmente, hacia la mitad del libro, ya que la novela pierde fuelle y aquéllo parece un ir y venir de sitios con gente cuyo propósito aunque se conoce no parece importar demasiado. Dejo a un lado lo creíble o no de la historia, es decir, la intrahistoria de John Dee, el arca de Noé y demás. Al fin y al cabo una novela no es buena o mala por lo creíble que sea. Para eso es ficción.

El asunto es que hay muchas cosas muy trilladas: como el ataque de histeria de la protagonista o las salidas de determinados personajes; pero quizá lo más manido sean los diálogos, que parecen impostados, cortados o pegados de cualquier otra película con acción: la típica conversación con la protagonista porque no se cree algo,

 

En definitiva, para mí a partir de la mitad de la novela perdió interés. No es que me pareciera pesada la historia de lo que van descubriendo, las teorías, no. El punto débil son los personajes. Podemos coger al malo de Indiana Jones y meterlo aquí y cuadraría. Podemos cambiar al protagonista de El código Da Vinci y daría lo mismo. Y esto es porque los personajes son arquetípicos: el malo-malísimo, la pobre protagonista que no sabe de qué va la vaina, el mandamás que hace lo que todos los jefazos hacen… en fin.

 

Os aseguro que poco hacía falta para que me gustara la novela, porque Sierra la vendió muy bien, se documentó, parece un tío majo… esas cosas que se suman a los prejuicios que tenemos los lectores. Sin embargo, no es que no me haya convencido, es que he estado a punto de dejarla porque el cometido principal de una novela de este tipo no lo suple: si no engancha, mal plan.

 

A mi entender, son dos los principales problemas de los que puede adolecer una novela como ésta: la ausencia de intriga y que se vean venir las cosas. Y para mí, esta novela peca de las dos cosas.

En conclusión, si buscáis entretenimiento puro y duro, mejor que escojáis otro libro.

 
FICHA:

Te gustará si te gustó
  • El código Da Vinci, Dan Brown.
Pros
  • Lo mucho que Sierra se ha documentado a la hora de escribir la novela.
  • La edición. Sólo un pero: mancha. Los dedos se quedan negros.
Contras
  • Los diálogos. Muy flojos.
  • No engancha. Además se ven venir las cosas.

 

Namaste.

Anuncios

16 Responses to “El ángel perdido, Javier Sierra”


  1. 08/08/2011 en 21:22

    Ni me gustó El código Da vinci, ni cuando salió me interesó mucho la novela, ya veía yo venir estas cosas de las que hablas y que no me iba a gustar, una pena que hayas tenido que perder el tiempo con ella, en fin, lo bueno de estas cosas es que cojas lo que cojas a continuación seguro que te gusta mucho más. Un beso

  2. 08/08/2011 en 22:24

    Ha sido muy curioso leer tu reseña, porque mientras la leía, me venían a la mente todas las impresiones que tuve con la lectura de “La dama azul”, también de Javier Sierra. Parece que hay algo que falla, que pierde el interés a medida que pasan las páginas, a pesar del atractivo de los temas que toca. Por tanto, Javier Sierra seguirá esperando en mi lista de lecturas.

    ¡Saludos!

  3. 3 Isi
    08/08/2011 en 22:42

    Pues hija, tu reseña se suma a las que he leído que dicen que el libro aburre sobre la mitad del mismo. No me acuerdo quién había dicho que lo había dejado a medias por eso mismo. Vamos, que no me animo. Y mira que el libro me había llamado en un primer momento, pero no hay como leer alguna que otra crítica para ir descartando lecturas 😉

  4. 09/08/2011 en 08:52

    ¡Qué alivio! Cuando vi que habías ido a la presentación pensé que o bien no había captado para nada tus gustos, o quizá habíamos caído ambas en un universo paralelo.

    Ahora por fin se han vuelto a unir las líneas espacio-tiempo y ya respiro más tranquila.

  5. 09/08/2011 en 11:56

    Pues a mí me gustó, ya lo sabes, pero no sólo eso, mi hermana le puso las 5 estrellitas en anobii, jaja! Para gustos, los colores… A mí sí me enganchó y me entretuvo y con este tipo de libros, sinceramente, no espero más. Entiendo que no te gustase perfectamente, y no es una novela que me vaya a releer ni a recomendar encarecidamente, pero me gustó… Aunque sí que reconozco que los diálogos me resultaron forzados…

    Besines y a leer otras cosas, jeje!

  6. 09/08/2011 en 19:26

    Lahierbaroja sólo paso para saludarte que hace tiempo que no puedo visitar a los blog amigos. Este libro, tras leer la sinopsis, no me llamó la atención, ahora con tu reseña veo que no estaba equivocado, así que descartado.
    Un saludo.

  7. 10/08/2011 en 11:04

    A mí la verdad es que me gustan este tipo de libros por puro entretenimiento. No espero gran cosa de ellos pero si ni siquiera engancha mal asunto 😦

  8. 8 Domi
    10/08/2011 en 20:07

    Vaya desilusión tiene que dar coger un libro con ese interés y que a la mitad lo pierdas por completo. Mira que en tu entrada sobre la presentación de Javier Sierra palpaste lo bien que supo venderlo. Es curioso que llegase más al lector a través de un método de publicidad que con el propio libro, no?

    Una pena, todo sea dicho.

    ¡¡Saludos!

  9. 9 Dolmar
    11/08/2011 en 10:26

    De este tipo de literatura sólo he leído “El código Da Vinci” y porque me lo regalaron con muchísima ilusión. Huyo de best sellers y una de mis manías es buscar, en el escritor, el buen manejo de la pluma.
    Tu desilusión confirma que no estoy equivocada cuando pienso que nos une el gusto literario. Probando y descartando vas conformando tu mundo. ¡Adelante!

  10. 12/08/2011 en 22:09

    Hola, me llamo Trescatorce y sí, le puse cinco estrellas en anobii. (Llevo un cartón negro en los ojos).
    Bueno, nena, para gustos los colores, que es una frase que se repite mucho, pero no por ello deja de ser cierta. Reconozco que me gustó mucho, porque a mí sí me enganchó, pero también reconozco que es verdad lo de los personajes cliché y que la prota es un tanto cansina de tan ignorante… Peero… Yo en su momento lo disfruté, al igual que disfruté con el Código Da Vinci (tuve la suerte de leerlo antes del boom, si no no creo que lo hubiera leído), y que tantas y tantas películas cuyo único fin es entretenerme.
    Eso sí, tu reseña me ha gustado mucho, te ensañas pero con argumentos.
    Besos!!

  11. 13/08/2011 en 00:03

    Es de esos libros que o sencillamente gustan o como te ha pasado a ti se les saca muchos defectos. Gracias por esta reseña tan sincera.
    Un abrazo

  12. 16/08/2011 en 19:22

    Tras leer su novela anterior no me quedaron muchas ganas de leer la siguiente, me confirmé en ello cuando leí la reseña de Goizeder y del Bibliofilo enmascarado, ahora le sumo la tuya, ¿cómo voy a leerlo?

  13. 13 lahierbaroja
    23/08/2011 en 21:08

    Carol: eso es precisamente lo que me ha pasado. Lo que cojas después, en comparación resulta mucho mejor que una novela de este tipo. La verdad es que como ya había leído opiniones negativas no me ha pillado demasiado de sorpresa.

    Jesús: el caso es que me quitó la idea de que es un autor que escribe de lo que se le ocurre, porque es cierto que se documenta mucho y trata de hacer las cosas bien, por lo menos en lo que se refiere a la narración. El problema es que, al menos a mí, no me ha conseguido dar ni siquiera intriga. No sé si será por el paso del tiempo pero “La cena secreta” no me disgustó. Tampoco era nada del otro mundo pero por lo menos me entretuvo.

    Isi: ¡como no fuéramos descartando alguna lectura nos daba algo, que ya es el Plan Infinito enorme! La verdad es que con esto de los blogs hemos ganado mucho, por lo menos en cuanto a información a la hora de comprar o tomar prestado un libro de la biblioteca. 🙂

    Loque: jajaja. Igual es lo del universo paralelo… 😉 No creas, que ciertos tipos de best-seller me gustan, como la trilogía de Larsson. No soy muy de libros comerciales pero uno de vez en cuando no me disgusta.

    Lady Boheme: eso, ¡a leer otras cosas! Yo no esperaba mucho más que entretenimiento, pero ni eso encontré, la verdad…

    Antonio: ¡hola! Lo cierto es que yo tampoco dispongo del tiempo que me gustaría para visitar los blogs. Me alegra saber que sigues por ahí. 🙂

    Elwen: en cuestión de enganche, me gustó más el de “Castle”, la verdad. Por lo menos tenía su punto de gracia. Este… ni eso.

    Domi: al final uno nunca sabe lo que le espera al leer un libro, por muy buenas que sean las opiniones de otros o la predisposición del lector. Es extraño. ¡A otra cosa!

    Dolmar: ahí vamos, concretando. Me resulta llamativo que antes leía casi a pares novelas del tipo “entretenimiento” y novelas del tipo “más densas”. Pero ahora mismo las primeras me atraen cada vez menos, será la edad, no sé. El caso es que vez en cuando no me disgusta leer best-sellers. Pero eso, de tarde en tarde. La persona que me recomendó “El código Da Vinci” quedó relegada de mi lista de amistades. No digo más.

    Trescatorce: jajaja, ¡me encanta tu presentación! Al final para gustos los colores… también te digo que a mí como me caiga mal el protagonista (en el sentido de personaje manido y sin personalidad propia, o los tópicos de siempre: mujer histérica, hombre vanidoso…) mal plan lleva. No puedo remediarlo.

    Blanca: así es, Blanca. Has dado en el clavo. La sinceridad se presupone. Si no lo hiciera así no escribiría en un blog. 🙂

    Eva: como dices, somos varios los que hemos coincidido. Ahora, es tu decisión leerlo o no….

  14. 14 Caliope
    12/06/2012 en 14:29

    Yo siempre he considerado a Javier Sierra un mal escritor.

    Con mis disculpas a todo su esfuerzo y entusiasmo, que creo que ya quedan más que recompensados con el dinero que gana,porque obviamente los misterios inventados tienen una cuota de mercado altísima y muy remunerativa.

    Pero creo que es un escritor muy malo, cuyas erratas y frases forzadas y arquetípicas me irritan de tal manera que cuando leo sus libros acabo poniéndome de mal humor.

    No parece conocer otra manera de comparar que con aquello de “como si de (tal cosa) se tratara”. Se ve que le suena literario, y las reparte con prolijidad por todos sus libros. He llegado a levantarme de la cama a buscar un rotulador fluorescente para marcar las veces que lo usa.

    Y luego están las frases que usa para empezar los capítulos, siempre del mismo tipo de oración, sujeto elíptico, generalmente hablando de la incredulidad que le produce algo. “Dudé que fuera cierto” y luego dice qué dudó, en otra oración. “Volví a mirarlo”… me recuerda la frasecilla andaluza “no puedo ni de creel-lo”…

    Para mí, es absolutamente estomagante. Trilladísimo, absurdo… y por eso me lo regalan siempre. Al que no quiere caldo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

agosto 2011
L M X J V S D
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 642 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: