02
Feb
11

El cementerio de Praga, Umberto Eco.


Y aquí está la reseña de El cementerio de Praga. Creo que me ha quedado larguísima para mi costumbre, pero quería dejar claras unas cuantas cosas.

 

Desde el inicio sabemos que hay tres narradores: Simonini, un capitán garibaldino, el abate Dalla Piccola y el autodefinido Narrador. Este último se dedica a leer por encima del hombro el diario de Simonini, que de vez en cuando interrumpe Dalla Piccola.

 

Al inicio yo misma reconocía al Eco que me encandiló con El péndulo de Foucault así como la inclusión de un tema que también aparece en La misteriosa llama de la reina Loana. Por lo que lo comencé con esperanza, sonriendo por las similitudes, impaciente por saber qué iba a leer a continuación.

 

Y lo que viene después es una historia sobre conspiraciones, revueltas populares y engaños enmarcada en la Italia garibaldina y en la Francia de Napoléon III. Aquí el autor expone todo su conocimiento y su potencial, dando datos, incluyendo personajes reales y tramas históricas. Como ya dije en aquélla entrada sobre Eco, el autor sabe muchas cosas: si quiere contarte la forma de hacer la pólvora de la época, va y te la cuenta. Si quiere mencionar calles y callejuelas del París de entonces, lo hace.

 

Hay montones de fragmentos o frases que me han gustado, como por ejemplo ésta:

 

Me estaba diciendo que ese hombre seguía el camino equivocado: no puedes crear nunca un peligro con mil caras, el peligro tiene que tener sólo una; si no, la gente se distrae. Si quieres denunciar a los judíos, habla de los judíos, pero deja en paz a los irlandeses, a los príncipes napolitanos, a los generales piamonteses, a los patriotas polacos y a los nihilistas rusos. Demasiada carne en el asador.

 

Pero… a partir de aquí comienzan todas las pegas que le he encontrado a la novela: lo primero, la cantidad de personajes que aparecen y desaparecen, los numerosos saltos temporales que confunden al lector. Desde el principio traté hace una línea temporal sobre cada cosa que iba pasando, pero me fue totalmente imposible seguir con ello. Bien es cierto que al final el autor nos ofrece un cuadro relacionando cada episodio con la época en la que se habla y la trama en sí, pero apenas sirve para clarificar nada.

 

 

Portada de "El cementerio de Praga" de Umberto Eco.

Portada de "El cementerio de Praga" de Umberto Eco.

Básicamente, el mayor fallo que le veo es que no hay una trama clara. No hay algo que te anime a seguir, a conocer qué pasará después. Parece que simplemente, van ocurriendo cosas, pero sin orden ni concierto, parece una enumeración de cosas, puestas una detrás de otra pero sin gracia alguna. Dan ganas de dejar el libro a la mitad, así os lo digo. He tenido dos sentimientos encontrados: de un lado la ilusión de que todo tendría relación, de que pasaría algo que cambiaría la percepción del libro (un final redondo, un argumento que simplicara la historia, ¡algo!), de otra, el sufrimiento. Me gusta Eco, he disfrutado mucho con sus novelas. Pero ha llegado el momento en el que por ejemplo, estaba viendo una serie y me decía a mí misma: “Debería leer un poco”. (debería, y no me apetece) y lo peor es que yo misma miraba de reojo el libro y pensaba “Uf. Casi mejor me veo otro episodio.”

 

Sufrir por continuar un libro es una de las peores cosas que le pueden pasar al lector. Y eso me ha ocurrido a mí. Me daba igual qué pasara, me daba igual si un personaje era el mismo que doscientas páginas antes. Quería acabarlo a toda costa. Más por amor propio y por esa ilusión de que no, Eco no podía ser así, tendría que haber ideado algo para dejarnos a gusto con el final.

 

Así que os digo, que la novela es una cadena de despropósitos: de temas manidos como la masonería, los jesuitas y las conspiraciones (que además, parecen reutilizados de El péndulo de Foucault) y lo peor, sin duda, los saltos temporales, que impiden seguir la novela.

 

Es compleja, ardua, requiere toda la atención del lector, y aun así no es seguro que sepamos qué hace quién y dónde y cuándo.

 

He llegado a pensar que la culpa era mía, por ir espaciando la lectura al alternarlo con otra novela que tengo a medias, pero cuando intenté leerlo de corrido fue peor: no me daba tiempo a asimilar lo que me contaba Eco, no sabía qué había pasado entre medias y eso me generaba confusión.

 

Mi conclusión no es, como he leído por ahí, que Eco está sobrevalorado, sino que ha perdido la chispa. Ya me pareció cuando leí La misteriosa llama de la reina Loana, que podía haber escrito una novela mejor con ese punto de vista del que parte, pero es que El cementerio de Praga es directamente decepcionante.

 

Y no me gusta tener que hacer esta reseña, porque Eco es un gran escritor, pero no puedo otra cosa que decir mi verdadera opinión. En anobii he visto que la mayoría de las personas le dan grandes puntuaciones, lo cual me ha sorprendido. Pero por otro lado, también hay grandes críticas, como la de Javier.

 

Tres cuestiones:

 

1.- Leí en twitter que alguien comentaba que leer a Eco es de listos (algo así como “el snob se sorprenderá de que El cementerio de Praga esté entre los más vendidos). Mi pregunta es: ¿Eco es para listos? ¿Desde cuándo? ¿Por qué? Y otra cosa, ¿el hecho de que esté entre los más vendidos ya es indicativo de que la novela es buena? ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

 

2.- ¿Alguien me sabe decir por qué en las novelas de Eco siempre aparecen ilustraciones? Vale que en algunas son necesarias, pero creo yo que pierden el sentido cuando mientras que Eco describe a un personaje en la página 240, la ilustración sale en la 245… ¿o me lo parece a mí?

 

3.- A los que habéis leído el libro. ¿Soy yo o es que el autor  se excusa en la nota aclaratoria del final? ¿Está afirmando que el libro es una completa confusión? Os dejo un fragmento:

 

El Narrador se da cuenta de que, en la trama bastante caótica de los diarios aquí reproducidos (con todos esos (…) flashbacks), el lector podría no lograr remontarse al desarrollo lineal de los hechos, desde el nacimiento de Simonino hasta el final de sus diarios. (…)

 

Al Narrador, si hemos de ser francos, a menudo le ha costado orientarse, pero considera que un lector como Dios manda podría pasar por alto estas sutilezas y disfrutar igualmente de la historia. En el caso, de todas maneras, de un lector excesivamente puntilloso, o no fulmíneo en su comprensión, aquí hay una tabla que aclara las relacione (…).

 

¿Y encima se atreve a llamarme puntillosa?

 

FICHA:

 

Te gustará si te gustó
  • La misteriosa llama de la reina Loana. Umberto Eco.
Pros
  • Las primeras páginas, que guardan algo de la magia narrativa del autor.
  • La gran ambientación histórica.
Contras
  • La ingente cantidad de saltos temporales.
  • La ausencia de una trama clara a lo largo de toda la novela.
Recomendaciones
  • Si no habéis leído nada del italiano, empezad con otro. Corréis el riesgo de pensar que todas sus novelas son como esta, y nada más lejos de la realidad.

 

Namaste.

 

Anuncios

39 Responses to “El cementerio de Praga, Umberto Eco.”


  1. 02/02/2011 en 20:48

    Solamente por esos comentarios finales yo ya no voy a leerlo. ¿Qué quiere decir “como Dios manda”? ¿Dios nos manda perdonar a Eco que escriba un libro confuso? No sólo te llama puntillosa ¿fulmíneo en su comprensión? ¿nos está llamando “lentos de comprensión”, es decir, tontos? Él sí que me parece un “listillo”, en el peor sentido de la palabra.
    ¿Estás segura que son palabras de Eco? Me parece una falta de respeto para con sus lectores.
    Definitivamente tachado de la lista.
    Besos puntillosos.
    😉

  2. 02/02/2011 en 21:14

    Vale, no he leído nada de Eco, y desde luego no empezare con este. Me da la sensación de libro farragoso y pesado, y la época no me llama nada…
    Yo de momento también paso de Eco…

    Saludos 🙂

  3. 02/02/2011 en 21:25

    Madre mía… a esto se le llama una crítica arrasadora totalmente… y por lo que se ve no está hecha sin más ni más, quiero decir, que te ha dolido hasta tener que escribirla, me confundo?
    Yo de Eco solo tengo leído El nombre de la rosa y disfruté tanto con él… el siguiente debería ser El péndulo de Foucault?

    Gracias por abrirnos los ojos más allá de campañas mediáticas y comerciales.

    Un saludo

    MrWilliam

    P.D. Estoy con Pérez Reverte (tal y como te comenté personalmente me pone de los nervios) y… estoy disfrutando tanto…

  4. 02/02/2011 en 21:26

    Pues te agradezco tu amplia y bien argumentada reseña y mi admiración por haber mantenido la constancia a pesar de que no te gustara; me has hecho reir con eso de que mirabas al libro de reojo… La verdad es que has expresado muy bien la diferencia entre un libro que engancha y buscas con ganas el momento de seguir leyendo y el que no te gusta y no encuentras el momento, o no quieres ni buscarlo. Como te dije, yo fui incapaz de seguir, no seré un lector como Dios manda, así que no intentaré retomarlo, para perder el tiempo siempre hay idem. Coincido también en salvar a Eco como escritor, al menos por el momento. Un saludo.

  5. 5 lahierbaroja
    02/02/2011 en 21:43

    Ascen: ya, yo me quedé con la boca abierta cuando terminé de leer eso. La aclaración que he citado lleva por título (literal, yo no me invento nada): “Inútiles aclaraciones eruditas”. Yo hasta ahora no pensaba que fuera de listillo, porque en otras novelas no se vanagloria de lo mucho que sabe… pero igual ahora tengo que cambiar de opinión… ¬¬

    Jaja, ¡gracias por esos besos!

    Aramys: a mí tampoco me llama la época, la verdad. Y sí, es muy farragoso. Para empezar con él yo recomendaría “El nombre de la rosa”. Claro, como tú tienes tu libro de Peace… ¡y encima firmado!

    MrWilliam: has acertado. Me habría encantado hacer una reseña comentando lo mucho que me ha gustado y animando a leerlo, pero es que no ha sido posible. Lo he pensado y repensado y no había manera. Pues sí, “El péndulo…” es un gran libro. Tómatelo con paciencia que hay momentos en los que es un poco duro… pero luego uno se ve recompensado. 🙂

    Jaja, ¡al final vas a ser un fan de APR! Ya te estoy viendo aguando las 3 horas de cola para que te firme un ejemplar, como en la última feria del libro… 😉

    Antonio: no me pasaba esto desde el “Ulises” de Joyce. Quiero decir: hay libros que no me han gustado, pero seguía para después despellejarlo con gana. Con este no, quería no tener que ponerlo como lo he puesto. Pero es que contar otra cosa sería faltar a la verdad, se apellide Eco o García. A veces creo que como tiene tanta buena fama, hay que hablar obligatoriamente bien de él. Pues no.

    Ya veremos cómo sigue la cosa con él. Yo de momento lo salvo. Ahora, como me vuelva a colar otro libro como este… directamente le condeno. Jajaja.

  6. 6 Isi
    02/02/2011 en 22:01

    vaya, qué decepcionante!!
    Pues hija: yo no he leído nada de este hombre todavía, así que me parece que juego con ventaja y voy a poder disfrutar de sus novelas (de las demás, me refiero). Precisamente tengo en casa “El nombre de la rosa” y me está apeteciendo leerlo.
    Ya te comenté que mi padre tuvo este libro por Reyes y que me apetecía, pero se me quitaron ahora mismo las ganas jejeje.
    Coincido en que es una putada no querer leerlo pero, a la vez, querer acabarlo de una p. vez (La mano de Fátima…ejemmm).
    Pues eso: menuda decepción!

  7. 02/02/2011 en 23:04

    Me encantó “El nombre de la rosa”. Éste por ahora no! De todas formas esos párrafos que citas al final me parecen un guiño simpático al lector, la verdad.
    Siento que te haya decepcionado…
    Un beso,

  8. 02/02/2011 en 23:58

    Jaaa… mi primer contacto con U.Eco también fue a través de “El péndulo de Foucault”. Me llegaron mucho también sus ensayos. Yo creo que algunos grandes hombres-literatas deberían alejarse al Parque de Retiro cuando toca la campana. La llama se apaga ¿?

  9. 03/02/2011 en 06:22

    Pues no quiero ser fatalista, pero tengo en casa El nombre de la rosa y tampoco me dice mucho, hice un intento de lectura hace unos años, y lo recuerdo soporífero…va regañame jajaja

    Y que grande es Peace! Y que tímido! Ahh! Y hoy estaré con Craig Rusell en plan mas intimo, como tu en la presentación del otro día. Espero que sea algo así. Y me firmara, espero!

    Saludos!! Me voy a dormir..zzzzz que acabo de plegar ea!

  10. 03/02/2011 en 10:55

    Muy buena la reseña. Se ve que aunque hay despelleje no hay ensañamiento y no cargas las tintas, diciendo también lo que te gustó del libro y de Eco en general. A mí este libro no me llamaba la atención y ahora veo que mi intuición no me fallaba. Cuando quiera seguir con Eco, después de “El nombre de la rosa” y “Baudolino”, lo haré con “El péndulo…” o los ensayos de “Apocalípticos e integrados”, que tengo por casa. Y qué rollo esa sensación de mirar un libro que no te apetece nada leer, se te cae una losa encima. Con todas las lecturas placenteras que nos quedan, y perdiendo tiempo en libros que son poco menos que un sufrimiento. No sé a ti, a mí me amarga, he encarrilado cuatro o cinco últimamente. Por suerte la cosa ha mejorado, por ejemplo con “La fiesta del Chivo” de Vargas Llosa. Te lo recomiendo.

  11. 11 Dolmar
    03/02/2011 en 11:58

    Por un lado me parece casi vergonzoso no haber leído a Eco, por otro no encuentro el momento de ponerme con “En nombre de la rosa”, que tengo durmiendo en alguna estantería de casa. No me asustan los libros largos (estoy con Proust) pero cada vez que veo “En nombre…” pienso en el tocho que es y sigo de largo. Incongruencias.
    Gracias por tu extenso comentario; un beso.

  12. 03/02/2011 en 12:20

    Ostras tú, a mí me pone esa aclaración al final y prendo fuego al libro en un lugar público. ¿Cómo se puede ser tan pedante? Chica, menudo sacrificio el tuyo por terminarlo. Soy bastante cabezota con eso de terminar los libros pero cuando se convierte en un sufrimiento las palabras clave son “lo dejo”.

  13. 03/02/2011 en 13:50

    Pues sí “tenías” que leertelo y no querías, me parece que ya lo has dicho todo.

    La nota final del autor es un poco rara, admite muchas interpretaciones, pero sinceramente a mí me parece que quiere decir:

    “Me ha dicho mi editor que esto es un lío que no lo entiende nadie.

    Que sepáis no quería que se entendiera a la primera, sino que todo fuera muy lioso, porque yo soy muy guay y tengo unos lectores “activos” que les van los retos e ir del laberinto al 30.

    Pero vamos, si no eres de esos, aquí va un esquema, que fue el que me hice yo, porque francamente, me había hecho un lío impresionante”

  14. 14 Pickwick14
    03/02/2011 en 14:29

    Hola,

    He visto muchas de las reseñas de este blog y de los enlaces amigos, y debo decir que me han parecido casi todas iguales. Los libros aquí parecen ser vistos bajo un mismo prisma, prisma que, posiblemente, corresponde al primer libro que les gustó hace ya mucho, quizá uno de los primeros que leyeron. Realmente no logro imaginar aquí una reseña del “Ulises” de Joyce, mucho menos de un Proust y ni siquiera de un Dickens, a pesar que en tu lista de los 50 aparece “Grandes esperanzas” y estoy casi seguro que te gustará. Creo que tendrás que madurar mucho como lectora y como observadora del arte para leer “En busca del tiempo perdido” de Proust e incluso un clásico más tradicional como “Madame Bovary” de Flaubert. No lo digo como un snob, sino como un lector común que ha entendido la literatura como arte y como pensamiento. Por cierto, creo que aquí también se está llegando a eso de alguna manera, pero la postura crítica que siempre acompaña la mirada de un espectador o lector (que en el caso del arte es casi la misma cosa) no puede quedarse en una concepción tan básica de la dimensión cultural humana como mero producto de entretención. No digo todo esto tan negativamente, sino como una manera de en mi primer comentario hacer un pequeño aporte. No quería alargarme tanto. Lo siento.

    Saludos para ti y para todos.

  15. 03/02/2011 en 18:11

    Pues la verdad que llevo dos meses buscando un libro para leerme en italiano y éste estaba entre mis opciones. Sin embargo no llegaba nunca a comprarlo xq prefería buscar un libro más sencillo y que supiera con total seguridad que me guataría, puesto que para leerlo en italiano tendría que tener más paciencia. Finalmente me compré La Historia Interminable (es uno de esos libros que tenía ganas de leer, a pesar de que ya he visto la peli tantas veces que me sé la historia bastante bien). Veremos a ver si no me he equivocado en la elección de mi primera lectura en italiano.

    Cuando me pase por Bolonia, irá a visitar a Umberto y le comento acerca de tu reseña de su último libro, ok? hahahha…

  16. 03/02/2011 en 18:25

    Gracias por tu reseña tan completa y sincera y de larga nada, me ha encantado. Y me ha quedado claro que no voy a leer este libro. Siempre es bueno conocer nuevos libros, autores y géneros, pero también viene muy bien descartar otros para no perder ni el dinero ni el tiempo. Muchos besos!

  17. 03/02/2011 en 18:32

    Uff qué pereza me da Umberto Eco, me encantó El nombre de la rosa, y desde entonces ya no he sido capaz de leer nada más de él, El péndulo lo tuve que dejar a las pocas páginas y lo mismo me pasó con Baudolino. Yo creo que ya no repito más con él, y menos después de lo que cuentas. Creo que con los años le ha dado por volverse más denso e intelectualoide y no hay quien le entienda.

    Me ha hecho mucha gracia lo de las miradas de reojo al libro, debo pero no me apetece y el combinarlo con otros, a mí me pasa muchas veces con tostones, y es terrible, menos mal que cada vez me da menos apuro dejar un libro sin terminar si no me gusta, sufrir así es horrible.

    Un beso

  18. 18 Domi
    03/02/2011 en 19:56

    Lo que más me ha sorprendido, como a más de uno por lo que he leído, ha sido esa nota aclaratoria. ¿Qué le da derecho a humillar y menospreciar a los lectores? Poniendo la tabla sin esa nota aclaratoria peyorativa habría quedado la mar de bien. Pero no, tenía que hacer mella. Quizá Loquemeahorro ha acertado…

    Un saludo!

  19. 03/02/2011 en 20:26

    Pues menos mal que no me lo compré cuando estuve en Roma. Sé casi seguro que me va a pasar como a ti y se me va a hacer pesado. Dentro de poco leeré El nombre de la rosa, que seguro que es mejor que este.
    Por cierto, los comentarios del autor al final sí que suenan a excusa. Besos!

  20. 20 lahierbaroja
    03/02/2011 en 20:51

    Isi: a mí “El nombre de la rosa” me gustó mucho. Y por lo que te conozco, diría que a ti también te gustará. 🙂

    Al final es una rueda: no quieres leer más peeero quieres terminarlo…

    Carmen: puede ser que lleves razón y haya que interpretarlo de esa manera, no había caído en la cuenta.Yo también lo siento, me gusta Eco y esperaba algo distinto.

    Karo: ¿Qué te pareció “El péndulo…”? Puede ser, quién sabe… 😦

    Aramys: ¡para gustos los colores! Jajaja, qué envidia tus crónicas… y qué chulo es eso de ir de presentación a presentación.

    Bartleby: pues no, porque no se lo merece… hay mucho trabajo y está bien ambientado pero me ha parecido un sopor. Lo bueno es que ahora he leído un par de libros seguidos que me han gustado mucho. ¡Entre R. y tú tengo a Vargas Llosa por todos sitios! Tengo muchas ganas de leer algo de él, pero el problema es cómo hacerle un hueco.

    Dolmar: jajaja. Al fin y al cabo no es lo mismo, por mucho que tengan las mismas páginas- Ya he visto en anobii que sigues con Proust. Ya me contarás si te gusta.

    Elwen: jaja, ¡qué radical! Yo generalmente también soy de las tuyas. Pero con este autor es como…. como cuando te llama un amigo pesado que te quiere contar algo que no te interesa: que en el fondo tienes algún tipo de obligación moral de prestarle atención… jajaja

    Loque: jajaja, me ha encantado tu interpretación. Y además es totalmente factible que pasara exactamente eso… 😉

    Laivindil: lo que dices tiene poco sentido… ¿no sería más lógico que leas un libro de un italiano, como por ejemplo Moccia? Qué gran libro es el de Ende. Debería releerlo. Fíjate que creo que la película no la he visto entera… Vale, vale, mándale saludos de mi parte y si puedes tráete algún ejemplar firmado (¡da igual el libro!)

    Goizeder: al final hay que ir descartando. Este libro es uno de esos que como le dan tanta publicidad te acaba entrando por los ojos…

    Carol: seguramente vaya de eso, o quizá es que la editorial le dicen que tire por ahí, que el nombre ya lo tiene, qué sé yo…

    Es terrible. Es ver que no lo haces porque quieres, que prefieres hacer otra cosa antes que leer, que no te llama… en fin, hay que huir de esos libros….

    Domi: yo no sé cómo tomármelo, si como pulla o como qué… pero la verdad es que a mí también me descolocó mucho…

    Vero: veo que no soy yo la única que los interpreta así… bueno, pues a otra cosa. 🙂

  21. 03/02/2011 en 21:01

    Definitivamente, lo borro de mi lista de futuras compras.
    Reconozco fases por las que has pasado, pues lo mismo me pasó a mi con “El péndulo de Foucault”.
    Creo que combinar best-seller con sabiduría, esa mezcla que intenta en todas sus obras, es algo que no termina de encajar para el lector.
    Saludos

  22. 22 JL
    03/02/2011 en 21:36

    Había oído críticas a esta novela de Eco, pero más por el carácter antisemita que porque fuera mala en sí… pero ahora al leer esto.. en fin, ya no me llamaba el libro, pero ahora lo descarto definitivamente! En cuanto a lo de la nota, coincido con lo ya dicho… yo creo que la finalidad es crear polémica y punto.

  23. 23 lahierbaroja
    03/02/2011 en 21:42

    Pickwick14: lo primero, bienvenido.

    Permiteme que te diga que para calificarte como un “lector común” vienes por aquí con un aire prepotente que poco menos que me mosquea.

    A mi, sinceramente, me da lo mismo que pienses si soy madura o si no lo soy. Como si piensas que los cerdos vuelan. ¿Que piensas que no estoy preparada para leer a Proust? Pues bueno, es tu opinión. Lo que me llama la atención es que te pases por un blog inmaduro como este, dando lecciones sobre literatura, arte y cultura en general.

    Como te habrás dado cuenta, este es mi blog. Lo cual implica que leo lo que me da la gana, reseño lo que quiero y no tengo por qué dar explicaciones a nadie de una cosa o de otra. Hasta que leí tu comentario me consideraba una lectora con amplitud de miras, no sólo porque creo que leo autores de todo tipo, sino por algunas particularidades que creo que tengo. Si tú no las ves, me parece perfecto. Blogs hay muchos, y seguro que encuentras uno acorde a tus intereses. Y si ves que no, siempre puedes crear uno para alumbrarnos de conocimiento y buen gusto.

    Te guste o no, la literatura tiene como una función elemental entretener. Y si para mi eso sirve, bien por mi. No nos tenemos que justificar por tener esa visión. Que tú busques otra cosa, de acuerdo, pero no me gusta que critiques el modo de ver de la literatura de otras personas.

    Por último decirte que tu comentario no me parece que aporte nada. Simplemente criticas lo que leo, mis gustos, mi visión a la hora de hacer reseñas, con lo cual no saco nada en claro. Yo no me voy a mover de mi punto de vista y no espero que lo hagas tú del tuyo.

    Saludos.

  24. 24 lahierbaroja
    03/02/2011 en 21:55

    César: es una mezcla complicada, porque como se pase con uno de los dos componentes, acaba defraudando. Pues lo debe de estar comprando mucha gente, a tenor de la lista de más vendidos.

    JL: el carácter antisemita es uno de los temas centrales, pero yo no creo que sea un problema en sí. Si cambias de idea, ya sabes, yo te lo presto.

  25. 25 Filias
    03/02/2011 en 22:13

    Guau! Gracias por la reseña. Ayer mismo escribía que me da mucha rabia “perder” un tiempo precioso, empleándolo en libros que por una u otra causa no me van a gustar. Así que te agradezco tus comentarios. Este no lo apunto ( a pesar de que me gustó Eco en el nombre de la rosa; quizas porque lo leí antes de ver la peli).
    Ciao

  26. 26 Pickwick14
    04/02/2011 en 14:00

    Hola,

    Bueno, ahora que releí mi comentario, pude ver que quizá era menos que amable. Pero creo también que tú fuiste muy agresiva en tu respuesta. Para ser sincero, cuando leí tu blog me agradaste mucho, y ahora quizá ya no tanto.

    Mi comentario de arriba no iba dirigido a tu persona, sino a la manera en que noté que enfrentabas la crítica de algunos libros. Y no es que yo crea saber más o menos que tú sobre ciertos temas, sino que al tener yo otra mirada, quise compartirla. Además, tengo exactamente tu misma edad, y por eso creo que es sólo nuestro recorrido “cultural” el que es distinto (sólo distinto, y ninguno peor que el otro). Por ello apunté sobre tu madurez lectora, no sobre si eres o no una persona madura. Vamos, no te estoy recomendando un nuevo novio ni un nuevo empleo; sólo te dije que miraras también la literatura como una manera más elevada de ver la vida, que si fuera puro entretenimiento, la cosa quizá ya no existiría.

    A todo esto, soy licenciado en artes, y por ello defiendo estos temas con una pasión y pensamiento extraños, muy cercanos quizás. Pero es algo que está dentro de lo normal, creo. Unos años atrás tuve un blog sobre esos temas, pero en ningún caso quise “alumbrar” a la gente, sino compartir ideas y puntos de vista. Crecer mentalmente.

    Yo también creo como tú que la idea no es moverse del propio punto de vista, pero sí es necesario integrar nuevas ideas. Si tú no lo haces, creo que ya está todo dicho. Y no te preocupes, que ya no volveré a pasar por aquí si tanto te fastidio.

    Siento haberte molestado.

    Saludos.

  27. 27 lahierbaroja
    04/02/2011 en 14:52

    Filias: Eco es bueno, mucho, a mi entender. Este no es su mejor libro, al menos desde mi punto de vista, pero como dices, inevitablemente hay que ir seleccionando títulos.

    Pickwick14: ¡claro que fui muy agresiva en mi respuesta! Me sorprendió tu comentario y por eso te contesté de ese modo.

    Creo que habrás leído mi blog, no lo niego, pero quizá te saltaste algunas entradas. Yo soy de las que piensan que la literatura es algo más que entretenimiento, es por eso por lo que leo a Dostoievski, a Kafka y por lo que tengo en mi lista de 50 libros a Joyce o a Flaubert. Como comprenderás si pensara que la literatura simplemente es algo para entretener no me detendría en leer libros de más enjundia. Me valdría con cualquier best-seller.

    En tu comentario me pareció entender que dabas por hecho que yo me conformaba con simplemente entretenerme. No lo hago, pero es que aunque lo hiciera, ya sabes, cada persona tiene su opinión y puede leer lo que quiera, nos parezca de mayor o menor calidad.

    Así que dejado eso claro, creo que coincidimos en nuestro punto de vista sobre la literatura.
    No sé si tu comentario venía relacionado con el libro de Eco. Quizá lo has leído y te ha parecido que es algo más de lo que yo he visto en él (como tu dices, ese prisma o esa perspectiva).

    Por supuesto, no me has molestado. Puedes comentar y sugerir lo que quieras. Y me encantaría recibir alguna recomendación literaria tuya, aunque ya mencionaste varios autores antes, alguna más concreta.

    Saludos.

  28. 04/02/2011 en 15:47

    Pues no había leído la reseña. Y como he leído nada de Eco (creo), no comenzaré con esta, que parece que no es de las mejores.

    No me he leído todos los comentarios, pero respecto a tus cuestiones:

    1. Hay una especie de “secta”, bueno más bien 2. Secta 1: los que opinan que algo que es un best-seller no puede tener calidad y los que opinan todo lo contrario (que lo que no sea best-seller o huela a intelectual o serio, o clásico es un rollazo). Yo opino todo lo contrario de estas dos vertientes, jejejeje. Creo que si un libro es bueno, venderá. Que si tiene una buena campaña de markéting, también, pero bueno. El caso es que hay grandes clásicos que fueron best-sellers en su época.

    2. Quizá sea un tema editorial, o de la edición en España. ¿Has podido mirar la edición original?

    3. No lo he leído, pero me parece muy prepotente por su parte. Es en plan: “si hay fallos, la culpa es del lector por sacarlos a relucir”. Todo lo contrario que la humildad que desprenden otros escritores, que piden perdón por los errores que hayan podido cometer. Con esto no me quedan ganas de leer nada suyo, pero bueno.

    Besines!!

    PD. Me destrozo los ojos cada vez que leo alguna entrada tuya, que lo sepas 😄

  29. 04/02/2011 en 19:28

    Pues mira, como ya no necesito quedar “de lista” voy a renunciar a leer este libro, Y sin embargo, sí que me voy a apuntar el del p;endulo de Foucaulta que nombras.
    A mí es que me gusta mucho que se digan las verdades que uno piensa. No me va eso del traje del emperador. No estamos para sufrir.
    Abrazos

  30. 30 lahierbaroja
    04/02/2011 en 19:50

    Lady Boheme: 1.- Siento discrepar contigo. Hay libros que venden mucho y no son para nada buenos, y lo contrario. Creo que hoy en día depende más de una buena campaña de marketing, publicidad y promoción que de la calidad del libro. Es cierto que en el pasado también hubo best-sellers que ahora son clásicos de la literatura, pero piensa que entonces se compraba menos, la publicidad era apenas inexistente y en conclusión, tenía más mérito.

    2.- Pues mira, no había caído. Miraré a ver.

    3.- Eso pensé yo, lo cierto es que no me pareció un guiño al lector, pero bueno…

    Respecto a la postdata, puedes probar a subir la luz a tu pantalla. ¡Mi fondo es gris, no negro! (y cansa más a la vista un fondo blanco con letras negras que uno al contrario, por la luz)

    Icíar: hay a gente al que no le ha gustado. Y es cierto que alguna parte se hace pesada, pero merece la pena… yo por lo menos no… soy demasiado hedonista… jaja

  31. 31 Pickwick14
    04/02/2011 en 20:31

    Hola. Volví a ver tu respuesta.

    Quiero decirte que sí vi las entradas de Dostoievski y Kafka, y me parecieron bien buenas. Los leí a los dos hace algunos años y me impresionaron mucho. Qué coincidencia que los menciones juntos: “Crimen y castigo” lo comparo mucho con “El proceso” porque me asfixiaron bastante ambos. Pero son tremendos. Los “Karamazov” no los he leído aún.

    ¿Recomendar algo yo? Me resultaría difícil. Lo que sí quiero hacer es apuntar algo más sobre tu lista, que vale como recomendación: Cuando leas el “Quijote” y “Los miserables”, date tu tiempo. Si pudieras, sólo lee un libro a la vez, a ellos. Estos, más que libros, son mundos; y más que leerlos, hay que vivenciarlos. Pasan de ser novelas donde los personajes se desarrollan a Libros donde se explica la realidad humana. Creo que uno te saca lágrimas de risa y el otro risa de lágrimas. Y ojo, hay que tomarlos por su época. Vive el siglo XVII con Don Quijote y Sancho, y el XIX con la voz de Victor Hugo. Sólo eso diría mientras tanto. Ah, y disfruta “Grandes esperanzas” de Dickens, que es quizá mi libro más querido.

    Como ya ves, yo escribo así cuando la situación lo requiere. Pero no lo hago como snob o en tono presumido, sino para llegar a quien me lee. Si me vieras, quizá te reirías un poco, porque hasta yo lo hago cuando hago esas frases 🙂 Te explico esto porque tu anterior respuesta me sonó muy amable, y hasta fue acompañada de una “invitación”. Gracias por eso. Y claro que podemos llegar a ser “amigos blogueros” si es eso lo que deba pasar. Lo primero fue sólo un mal entendido. Lo importante es lo bueno. Me alargué de nuevo.

    Saludos.

    P.S. De Umberto Eco sólo tengo “El nombre de la rosa” e “Historia de la belleza”, y ambos me encantaron. Tú ya te has leído mucho de él. En algún momento tomaré éste o el del péndulo.

  32. 13/02/2011 en 11:03

    Cuando leí “El nombre de la rosa” decidí continuar con el autor y así lo hice con un par de libros más que resultaron una total decepción para mí, quizás no los leí en buen momento, quizás mi mente no sea tan privilegiada como para poder disfrutar con este escritor… el caso es que me alegré cuando sacó este libro pero mirándolo bien creo que no tengo ningún interés en volver a decepcionarme.

    • 33 lahierbaroja
      14/02/2011 en 20:22

      Yo he salido muy desencantada, y eso que el autor me gusta. No sé si habrá perdido el toque o qué pasa, pero está claro que cuando publique otro lo miraré con desconfianza.

  33. 34 LectorCasual
    09/11/2013 en 18:43

    Debo ser raro porque a mi me ha encantado el libro. Estaba buscando un foro donde se discutiese el final del libro y por casualidad he topado con esta reseña. La verdad, no entiendo muy bien las críticas… el libro promete lo que es: un diario comentado. Me ha gustado la impresionante ambientación histórica pero sobre todo el contraste Simonini/Dalla Picola. No me parece que sea tan confusa como dice la reseña, de hecho el único misterio que queda abierto es precisamente el final del diario (aunque parece evidente qué ocurre), de todo lo demás se termina sabiendo quièn, quienes, cuándo, dónde y porqué.

    Sobre los comentarios finales… a mi me han hecho gracia y recordad que lo dice el Narrador y no Eco.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Estoy leyendo…

febrero 2011
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 619 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

¡Mis Tweets!

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: